Tras el escándalo con Lukaku, Ibrahimovic puso paños fríos, pero con una ironía

LA NACION
·1  min de lectura

Romelu Lukaku y Zlatan Ibrahimovic, protagonizaron este martes una escandalosa discusión cargada de insultos y racismo durante el clásico milanista, válido por instancias decisivas de la Copa Italia.

Cristiano Ronaldo, romántico: sorprendió a Georgina Rodríguez con rosas y una cena con velas por su cumpleaños

Según consignó el diario italiano La Gazzetta dello Sport, el sueco le espetó: "Andá a hacer tus rituales vudú de m. a otro lugar, burro". Enfurecido, el belga le señaló la puerta de los vestuarios para invitarlo a continuar la pelea allí. "Vete a la m... tú y tu esposa. ¿Hablamos de tu madre? Es una p...", le respondió Lukaku.

Ibrahimovic se fue expulsado, mientras que el belga anotó el gol del empate transitorio y festejó tras el tiro libre de Eriksen, que le dio la victoria y clasificación a los de Antonio Conte.

El inglés "un poco raro" de Marcelo Bielsa tras el triunfo del Leeds ante Newcastle

Sin embargo, pasadas las horas, Ibrahimovic intentó calmar las aguas a través de sus redes sociales y escribió en Twitter:

El particular ranking que comparten Diego Maradona y Dennis Rodman

"En el mundo de Zlatan no hay lugar para el racismo. Todos somos de la misma raza, todos somos iguales. Todos somos jugadores, algunos mejores que otros".

Luego, en su Instagram, publicó un video de un niño blanco y otro de color jugando juntos en la calle.

La noche que Diego Maradona cantó "O' Sole Mío"

Lukaku, por su parte, no hizo referencia al incidente en ninguna de sus cuentas.