Después del escándalo, en el Hospital Posadas hubo refuerzo de seguridad y un clima muy sensible

Lucila Marín
·3  min de lectura

Hoy nadie quiere hablar de vacunas en el Hospital Nacional Posadas."Es un día sensible" contestaban varios de los empleados. Es que de este hospital salió el grupo de enfermeros que se trasladó al ministerio de Salud para montar el vacunatorio VIP del ahora exministro Ginés González García, reemplazado por quien era la dos de su cartera, Carla Vizzotti.

Un guardia del hospital revisa cada auto que quiere ingresar por la puerta principal del predio en la avenida Illia. En la casilla de seguridad hay otros dos empleados uniformados y en la entrada hay un auto de gendarmería estacionado. Una camioneta de seguridad también circula por el complejo.

"Hoy nada de medios ni prensa" era la línea que habían bajado desde "arriba" porque no estaban dadas las condiciones y "hay que esperar que se tranquilice todo".

Ginés González García fue recibido con un cacerolazo e insultos en Puerto Madero

El escándalo empezó cuando Horacio Verbitsky contó en la radio que había recibido la vacuna Sputnik V gracias "a su viejo amigo Ginés González García". Según su relato, en un principio el exministro le había dicho que debía ir a este hospital para ser inoculado. "Cuando estaba por ir, recibí un mensaje del secretario de Ginés que me dijo que iba a venir un equipo de vacunadores del Posadas al ministerio" expresó el periodista en la radio El Destape, de la cual luego fue echado.

Con el correr de las horas, la lista se fue alargando. Tal como reveló Clarín, también tuvieron acceso al vacunatorio exclusivo del ministerio Eduardo Valdés y el senador Jorge Taiana quienes iban a viajar a México mañana junto al presidente Alberto Fernández pero los bajó de la gira por el escándalo. También los empresarios Seza Manukian y Florencio Aldrey Iglesias, dueño del diario la Capital y de varios hoteles en Mar del Plata y Matilde, Dolores y Lourdes Noya, sus familiares.

Uno a uno: quiénes son los vacunados vip

El vacunatorio del ministerio no fue el único atajo para lograr vacunarse. Según publicó LA NACION apenas llegaron las primeras dosis de Rusia, Ginés González García se reservó al menos 3000 vacunas. Entre quienes se vacunaron también figura Lisandro Bonelli, sobrino del exministro y su jefe de gabinete.

Adolfo Rubinstein, el ministro de Salud durante la gestión de Mauricio Macri, apuntó también contra la clínica. "Es algo sistémico, es evidente que esto ya estaba armado. No solo en el ministerio había un vacunatorio vip, sino también en el Hospital Posadas" dijo el exministro.

Con la asunción de Carla Vizzotti, el Gobierno intenta encapsular el escándalo de las vacunas VIP

La diputada nacional Graciela Ocaña (Juntos por el Cambio) aseguró que este hospital dependía de una secretaría del Ministerio. "Acá no solo Ginés es responsable, hay una cadena. El Hospital Posadas dependía de una secretaría del Ministerio", aseguró la líder del partido Confianza Pública.

Hace casi un mes que en este hospital se vacunaron el presidente Alberto Fernández y Ginés González García. El Posadas siempre fue un escenario elegido por el exministro que había prometido que el hospital nacional volvería a "ser un emblema".

Hoy, inocularon a cerca de 20 personas. "Tenían que atender, pero fueron muy pocas. A mí me tocaba mañana pero vine hoy", señaló otro empleado. Según algunos médicos del hospital la mayoría del personal ya recibió la Sputnik V.

"A mí no me viste", contestó un empleado de maestranza tan solo por haber indicado como llegar al vacunatorio del hospital. Está en el mismo predio que cubre más de una manzana, pero separado del resto del emblemático edificio. "No te acerques mucho que te van a sacar" contestó otro, mientras el guardia que estaba adentro, a pesar de que el vacunatorio ya había cerrado, se asomaba.