"Escándalo estatal": polémica en Francia por la lentitud de la campaña de vacunación

LA NACION
·2  min de lectura

PARÍS.- El enfoque cauteloso de Francia para aplicar la vacuna contra el coronavirus parece haber fracasado, dejando solo a unos pocos cientos de personas vacunadas después de la primera semana y reavivando la ira por la forma en que el gobierno ha enfrentado la pandemia.

El presidente Emmanuel Macron tendrá hoy una reunión especial con altos funcionarios para abordar la estrategia de la vacuna y temas relacionados.

Coronavirus: Japón contempla un nuevo "estado de urgencia" ante el vertiginoso aumento de casos

Según el semanario Le Journal du Dimanche, el presidente manifestó en los últimos días su descontento por la lentitud en el arranque de la campaña contra el virus, que ya mató a más de 65.000 personas en el país.

En Francia, un país de 67 millones de personas, solo 516 personas fueron vacunadas en los primeros seis días, mientras que el total de la primera semana de Alemania superó las 200.000 personas inoculadas y el de Italia superó las 100.000. Mientras tanto, se han vacunado millones en Estados Unidos y China.

El lento lanzamiento de la vacuna se atribuye a la mala gestión y la escasez de personal durante las vacaciones de fin de año, así como a una compleja política de consentimiento diseñada para adaptarse al amplio escepticismo sobre las vacunas entre el público francés.

Médicos y políticos de la oposición pidieron el lunes un acceso más rápido a las vacunas.

"Es un escándalo estatal", dijo Jean Rottner, presidente de la región Grand-Est del este de Francia, donde las infecciones están aumentando y algunos hospitales están abrumados. "Vacunarse es cada vez más complicado que comprar un automóvil"

"Perseguimos una política que ya demostró su fracaso: sobre las mascarillas, los hisopados, hoy con las vacunas", agregó.

"Somos el hazmerreír del mundo. (...) Es vergonzoso", dijo por su lado el vicepresidente del partido de extrema derecha Agrupación Nacional (RN), Jordan Bardella.

Al 20%: Irán comienza a enriquecer uranio muy por encima del umbral permitido

El eurodiputado ecologista Yannick Jadot dijo que la estrategia de vacunación de Francia era un "fiasco" y que el presidente Emmanuel Macron era el único "responsable", informó la agencia de noticias francesa AFP.

El pasado 31 de diciembre, Macron había advertido que no permitiría que, "por razones equivocadas, se asiente una lentitud injustificada" en la campaña de vacunación.

Agencias ANSA y AP