El país europeo donde un gobierno cayó por comprar Sputnik V y luego devolvió las vacunas

·4  min de lectura
El primer miistro saliente de Eslovaquia, Igor Matovic, durante el anuncio de su salida en Bratislava
VLADIMIR SIMICEK

Esta mañana se dio a conocer el fuerte reclamo al Fondo Ruso de Inversión de Cecilia Nicolini, asesora del gobierno de Alberto Fernández en materia de vacunas contra el coronavirus, por la necesidad “urgente” de recibir las segundas dosis del inmunizante ruso Sputnik V. En una carta enviada a comienzos de este mes, exigió el cumplimiento del acuerdo firmado para la adquisición de dosis, dado que hasta ahora las entregas no alcanzan el mínimo. No es la primera vez que el fármaco producido por el Instituto Gamaleya es el centro de tensiones en la clase política de un país.

En Eslovaquia, la compra de las dosis de Sputnik V derribó a un primer ministro. Se trata de Igor Matovic, quien renunció a fines de marzo tras las fuertes críticas recibidas por su decisión de comprar vacunas rusas sin consultar a sus socios de coalición y a su manejo, en general, de la pandemia del Covid-19. La presidenta, Zuzana Caputova, designó al ministro de Finanzas, Eduard Heger, para sucederlo durante una ceremonia en la capital, Bratislava, con la participación de los tres políticos.

El origen del coronavirus: China rechaza el pedido de la OMS de investigar laboratorios y asegura que “es una falta de respeto”

”Cuando un año equivale a diez de tu vida (...) Fue un honor y gracias”, escribió Matovic en la red Facebook antes de la reunión. Luchando contra una de las tasas de mortalidad más altas del mundo por Covid-19, Eslovaquia se ha visto atrapada en una crisis política desde que Matovic brindó una conferencia de prensa cuando llegaron las vacunas Sputnik V, el 1 de marzo, hasta el 30 de ese mes, cuando renunció.

Esta decisión de Matovic de comprar 2.000.000 de dosis de la Sputnik V también dividió a la clase política, por ejemplo, llegando a calificar el exministro de Relaciones Exteriores Ivan Korcok a esta vacuna como una “herramienta de guerra híbrida”. De acuerdo a un sondeo del 21 de marzo, más del 80% de los eslovacos querían la dimisión de Matovic.

La presidenta Zuzana Caputova designó al ministro de Finanzas, Eduard Heger, para suceder a Igor Matovic
Pavel Neubauer


La presidenta Zuzana Caputova designó al ministro de Finanzas, Eduard Heger, para suceder a Igor Matovic (Pavel Neubauer/)

La gestión errática de las crisis del coronavirus en la segunda ola, con un gobierno dividido sobre la estrategia a seguir, culminó con la decisión unilateral de Matovic -por la vía de los hechos consumados- de adquirir la Sputnik V. Esta medida desató un proceso de desintegración del gobierno y en pocas semanas renunciaron seis ministros, mientras que el socio liberal Libertad y Solidaridad (SaS) suspendió temporalmente su participación en el gabinete, con el anuncio de que volvería en cuanto Matovic dejara de encabezar la coalición gobernante.

Eslovaquia devolvió las dosis

A principios de este mes, el 2 de julio, el país vendió la mayoría de las vacunas rusas contra el coronavirus al país de origen ya que el interés público es bajo después de meses de dudas del gobierno sobre el uso del producto que no está aprobado por la normativa europea, según el Ministerio de Salud eslovaco.

Duro ataque de Nicolás Maduro al “número dos” del Papa por una carta: “Un compendio de odios”

Eslovaquia devolvió 160.000 de las 200.000 recibidas a Rusia por 9,95 dólares la dosis, el mismo precio que la compra original, aseguró un vocero del ministerio.

La agencia de medicamentos de Eslovaquia SUKL se negó a dar una recomendación para el uso de Sputnik V, citando datos insuficientes del productor.

Un hombre recibe la primera dosis de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus en Eslovaquia
VLADIMIR SIMICEK


Un hombre recibe la primera dosis de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus en Eslovaquia (VLADIMIR SIMICEK/)

Eslovaquia, país de la Eurozona con 5,4 millones de habitantes, fue azotado fuertemente por la pandemia. En marzo, tenía una de las tasas de mortalidad por Covid-19 y de contagios por el coronavirus más elevadas del mundo. Contaba con la tercera tasa de mortalidad más alta de Europa por coronavirus, con 217 muertes por millón de habitantes, por detrás de los checos y húngaros.

El país centroeuropeo, que importó a principios de marzo las primeras 200.000 dosis de las vacunas Sputnik V, fue el segundo país de la UE, después de Hungría, en vacunar con un producto no aprobado por la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

El gasoducto Nord Stream 2, el megaproyecto de Rusia en Alemania que despierta temores en EE.UU.

Heger, de 44 años, es un execonomista y empresario conocido por su pragmatismo. Miembro del mismo partido político populista que Matovic, “Gente Corriente” (OLaNO), asumió como ministro de Finanzas en marzo de 2020.

Con información de agencias AFP, AP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.