Escándalo de la clordecona en las Antillas francesas: la justicia francesa desestima el caso

AP - Dominique Chomereau-Lamotte

Dos jueces de instrucción parisinos han sobreseído, sin procesamiento, la investigación sobre el envenenamiento masivo de las Antillas francesas con clordecona, un pesticida autorizado en las plantaciones de plátanos hasta 1993.

La decisión, altamente simbólica, era temida por los cargos electos y los residentes de Martinica y Guadalupe, que han denunciado periódicamente un riesgo de "denegación de justicia". En una ordenanza firmada el lunes y de más de 300 páginas, dos magistrados de instrucción de la División de Salud Pública y Medio Ambiente del Tribunal Judicial de París ponen fin a la información judicial abierta en 2008 sobre el envenenamiento masivo de las Antillas francesas con clordecona. La información no se conoció hasta este jueves por una fuente cercana al caso y fue confirmada por una fuente judicial.

Dificultad de "aportar pruebas penales"

En un gesto poco habitual, los dos jueces concluyen su informe con cinco páginas de explicaciones sobre las razones de su sobreseimiento del caso, relativo a lo que describen como un "escándalo sanitario", un "atentado medioambiental cuyas consecuencias humanas, económicas y sociales afectan y afectarán durante muchos años a la vida cotidiana de los habitantes" de Martinica y Guadalupe.

Para ellos, su decisión se justifica en primer lugar por la dificultad de "aportar pruebas penales de los hechos denunciados", "cometidos 10, 15 o 30 años antes de que se presentaran las denuncias", la primera de ellas en 2006.

"Esta decisión es un auténtico disparate"

El 90% de la población de Martinica y Guadalupe afectada


Leer más sobre RFI Español