Los errores de Jurassic Park que Spielberg no quiere que sepas

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 31 (EL UNIVERSAL).- Desde su primera entrega, "Jurassic Park" revolucionó la forma en que se concebía a los dinosaurios, tener una imagen en movimiento de toda clase de saurópsidos, más allá de las ilustraciones de las monografías o de los libros de historia fascinó a toda una generación y además catapultó a su creador, Steven Spielberg, como uno de los mejores directores en efectos especiales. Sin embargo detrás del talón del éxito hay una sombra que le persigue hasta el día de hoy: la verdad de paleontólogos que han vislumbrado los errores que sitúan a esta cinta en lo que es, una película de ficción.

"Daily Mail" publicó algunas de las fallas e imprecisiones históricas cometidas en la saga, estrenada en 1993, y que ahora estrena su más reciente película "Jurassic World". Una de ellas es que, los velociraptors eran incapaces de abrir puertas, comenzando por el hecho que no estas no existían en el Cretácico (hace más de 70 millones de años). Sin embargo, el paleontólogo y dinosauriólogo Jack Horner, que asesoró a Spielberg, en la primera entrega del filme, argumentó que no hay pruebas suficientemente fuertes para contradecir esta aptitud y, en cambio, está bien demostrado que este tipo de dinosaurios terópodos dromeosáuridos eran muy inteligentes y podían desarrollar capacidades inesperadas.

Otro especialista, James Kirkland señaló otro de los errores de la película y uno de los más grandes: no todos los dinosaurios son coriáceos, que es el término que se usa para describir a los dinosaurios con pieles duras y escamosas, pero a diferencia de cómo se plasma en la película, hay otros que tenían la piel blanda y otras que tenían plumas. Optar por dar esta apariencia a todos los dinosaurios de la saga refuerza le idea equivoca que se tratan de una especie escamosa.

Colin Trevorrow, el director actual de la cinta, decidió no reivindicar las equivocaciones de Spielberg y dijo que prefirió dejar fuera de la trama a los dinosaurios con aves, con la justificación que se trata sólo de una película de ficción que puede tomarse varias licencias, como la de excluir especies. El cineasta publicó en su cuenta de Twitter que en, Jurassic World 4, no habría plumas, eliminado toda esperanza de los fanáticos de la saga y amantes del mesozoico.

No es la primera vez que Trevorrow justifica las omisiones de la producción bajo el mismo argumento, pues cuando se le cuestionó acerca del "dinosaurio inteligente" que incluye en "Jurassic World", dijo que lo que ocurre con esa especie, durante la película, es mucho más factible que lo narrado en otras películas.

Otra de las inconsistencias de la cinta tiene que ver con la metodología de supervivencia a las que podrías recurrir de encontrarte con un Tiranosaurio rex, pues en una de las escenas más famosas de la primera película, Alan Grant, alias "Doctor Dinosaurio", rescata a una pequeña niña de ser descubierta por el T-rex al explicarle que si no se mueve no habrá forma en que sea atacada, pues según los argumentos de la saga, si un dinosaurio no ha visto a un ser humano antes, no tiene por qué reconocerlo, teoría con la que la paleontología no está de acuerdo.

El cineasta también exageró las dimensiones de los dinosaurios. Por ejemplo, un velociraptor es del tamaño de un perro. Lo mismo pasa con el mosasaurus y el tylosaurus, especies que maximizaron exageradamente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.