Los errores más comunes por los que crecen los rescates en los cerros de Córdoba

En los últimos dos meses, solo en el Champaquí, de 2790 metros, hubo al menos cuatro rescates con amplios despliegues de operativos
En los últimos dos meses, solo en el Champaquí, de 2790 metros, hubo al menos cuatro rescates con amplios despliegues de operativos - Créditos: @Cordoba Turismo

CÓRDOBA.— Por su geografía, la provincia de Córdoba es ideal para realizar caminatas y trekking. Tiene cerros de diferentes alturas y dificultades y también zonas para senderismo. Desde las primeras flexibilizaciones de las cuarentenas por la pandemia del Covid-19, desde todas las regiones turísticas provinciales coinciden en que hay una fuerte demanda de estas actividades. Sin embargo, advierten que antes de encararlas hay que informarse y optar por las que se adaptan a sus condiciones. En los últimos dos meses, solo en el Champaquí, de 2790 metros, hubo al menos cuatro rescates con amplios despliegues de operativos.

El último fue ayer, cuando dos grupos con 75 personas quedaron varados después de una tormenta nocturna y se debieron emplear tres helicópteros para la evacuación de la gente. Una semana antes, un motociclista de 68 años se perdió y fue buscado durante toda la noche.

Córdoba está catalogada por la altura de sus cerros como de “riesgo medio” por los montañistas. Sin embargo, Gustavo Osella, presidente de la Asociación de Prestadores de Turismo Alternativo de Córdoba, explica a LA NACION que esa calificación cambia en función, por ejemplo, de la hora en que se sube y, por supuesto, de la condición física de quien emprende el camino.

En la provincia no se exige la contratación de guías de montaña o prestadores de turismo alternativo para ascender a una montaña; sí los visitantes deben inscribirse en una planilla antes de iniciar el camino.

El Champaquí, Los Gigantes (macizo rocoso en las Sierras Grandes, con casi 2400 metros) y el Uritorco (Capilla del Monte, 1979 metros) integran el top 3 de los más elegidos para trekking.

Los Gigantes es un macizo rocoso en las Sierras Grandes, con casi 2400 metros
Los Gigantes es un macizo rocoso en las Sierras Grandes, con casi 2400 metros - Créditos: @Xavier Martin

Osella dice que en cualquier trekking hay dificultades objetivas (altura, morfología del terreno) y subjetivas, que se relaciona con el estado físico, el equipamiento y la experiencia. En base a eso no hay, aclara, “respuestas rápidas” sobre quién puede o no encarar un ascenso. “Para un chico de 15 años entrenado y con experiencia, el Champaquí puede ser relativamente fácil, pero para uno que no está habituado es extremo”, insiste.

Los expertos coinciden en que el turismo alternativo —caminatas, trekking, mountain bike, kayak, cabalgatas— tiene cientos de escenarios para ser practicado en Córdoba, pero que no hay que perder de vista que implica una exposición a la naturaleza (clima, animales, terreno) que significa “asumir riesgos”.

Se mudó de Capital a un pueblo de 90 habitantes para abrir un restaurante en el patio de su casa

“Conociendo esos riesgos hay que considerar las propias habilidades, conocimiento, equipamiento —enfatiza Osella—. No es que recomendamos que siempre contraten guía, pero si se encara una actividad para la que no se está preparado, lo mejor es tener uno que lleva equipos de comunicación, con botiquín, siempre en contacto con bomberos, defensa civil, lugareños y otros prestadores. La experiencia cambia”.

La recomendación es un guía cada siete u ocho personas, de manera tal de que si en un grupo y una persona tiene un problema, un experto puede quedarse con ella y buscar ayuda y, el resto, seguir.

El clima también tiene un rol crucial; a veces abajo la jornada se presenta excelente pero al llegar a la cima, hay tormenta o a la mitad del camino surge una niebla que impide seguir avanzando.

Otro ítem se relaciona con las aplicaciones. Hay quienes confían en el GPS del teléfono móvil, pero en lugares sin señal no funciona. Tampoco advierten crecidas de ríos o tormentas.

Registro para el ascenso

Desde hace más de un año, en Córdoba funciona una plataforma para el registro de visitantes a las denominadas “zonas de riesgo” como están clasificadas las áreas de montaña del Champaquí, el Cerro Uritorco y el Macizo Los Gigantes. Las cataloga así la ley provincial 9856.

“No cumplir con mínimas condiciones de seguridad para el ascenso a estos cerros puede producir situaciones de riesgo para la salud de las personas y accidentes físicos debido a la complejidad del terreno”, señalan desde la provincia.

El cerro Uritorco, en Capilla del Monte, tiene 1979 metros de altura
El cerro Uritorco, en Capilla del Monte, tiene 1979 metros de altura - Créditos: @Archivo

Hay definidos siete puestos oficiales para ingresar: cinco ingresos para el Champaquí (Mal Paso, Los Hornillos, Los Molles, Villa Yacanto, Villa Alpina); uno para ingresar Los Gigantes (Puesto Casas Nuevas) y uno para el Uritorco.

Con un código QR que figura en la cartelería de estos accesos, los visitantes escanean la declaración jurada y la completan. De esta manera se genera un registro que incluye datos como edad, antecedentes de enfermedades, medicamentos, teléfono de contacto, domicilio, horario previsto para el regreso y contacto de un familiar.

En caso de que haya problemas, facilitarán el accionar de rescatistas y la intervención del personal de seguridad. Sin embargo, no hay controles que impidan subir si no se cumple con el registro. Hacerlo o no depende de cada uno.

Por nivel de dificultad

José Luna, médico deportólogo, dice que la altura provoca cambios fisiológicos que se producen por la pérdida o disminución de la presión atmosférica pero aclara que eso no sucede en Córdoba: “Al haber menos presión hay menos fuerza del oxígeno para ingresar a los glóbulos rojos y, al haber menos oxígeno, el cuerpo aumenta la frecuencia cardíaca para equiparar. Son cambios que, en general, se producen desde los 3000 metros. En Córdoba no deberían darse esas ‘adaptaciones fisiológicas’”.

“El primer requisito es la propia conciencia; son caminatas largas. Un asmático, hipertenso o con trastornos cardíacos, debería hacerse un estudio para saber cómo responde a un esfuerzo como el del Champaquí, por ejemplo”, agrega.

  • Riesgo medio. El Champaquí, desde Villa Alpina, son 40 kilómetros de caminata hasta la cumbre (ida y vuelta), por lo que en general se hace en tres días, con guías y vaqueano con mula. En el mismo segmento están Los Gigantes, donde la distancia es de 14 kilómetros y se sube y baja en la misma jornada. Para el Uritorco son unas cuatro horas de ascenso.

  • Riesgo bajo. Están clasificadas así las excursiones a alturas menores de 1500 metros, siempre hechas de día. Por ejemplo, Sierras Chicas (Los Hornillos, Los Chorrillos, El Mojón) o Punilla (La Cruz, La Cumbre). Los expertos advierten, sin embargo, que hay que tener en cuenta que hay zonas donde no hay señal de teléfono y no hay acceso rápido a un centro médico. Traslasierra tiene muchos senderos marcados sin altura y de fácil realización.