"Fue un error no tener más mujeres en mi gabinete", admitió María Eugenia Vidal

LA NACION
·3  min de lectura
La exgobernadora bonaerense se refirió a la importancia de la paridad de género en la política, y confió en que a la Argentina "no le falta mucho para tener el 50% de los escaños ocupados por mujeres"
Fuente: Archivo - Crédito: Hernán Zenteno

"No logré tener suficientes mujeres en mi gabinete y fue un error", dijo hoy la exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, en un encuentro virtual convocado por la organización estadounidense Consejo de las Américas (COA), en el que distintas referentes gubernamentales de Latinoamérica debatieron acerca de cómo aumentar la participación femenina en el ámbito de la política.

Tras reflexionar sobre la construcción de su carrera, Vidal sostuvo que se interesó en ampliar la participación de las mujeres, pero lamentó no haber consolidado un equipo con mayor equilibrio de género. "A lo largo de mi carrera traté de promover el crecimiento de las mujeres de mi equipo, incluso una de ellas llegó a ser ministra nacional", indicó la exgobernadora, en referencia a la exministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y agregó: "Me costó varios años formar mujeres que estuvieran listas".

Junto con Vidal, en la exposición organizada por COA también participaron la alta comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y expresidenta de Chile, Michelle Bachelet, y la vicepresidenta de Costa Rica, Epsy Campbell Barr. Las tres referentes políticas coincidieron en la necesidad de que aumenten los cupos para las mujeres en los cargos públicos. En ese sentido, la exgobernadora bonaerense confió que "a la Argentina no le falta mucho para tener el 50% de los escaños ocupados por mujeres" -dados los avances en la ley de paridad-, pero indicó que el sistema de cuotas resulta "un techo".

Senado: el kirchnerismo avanzó con el dictamen que flexibiliza el mecanismo para designar al procurador

"Lo importante es avanzar en las leyes de paridad. Las cuotas han demostrado eficacia, pero después terminan funcionando como un techo. En nuestro país, empezamos con el 30% de mujeres en listas parlamentarias, y después terminó siendo un techo para que no haya más que ese porcentaje", afirmó Vidal.

La lucha por la paridad, transversal "a todos los campos"

Además, la exgobernadora sostuvo que la pelea por la paridad política representa un "reflejo" de lo que ocurre en todos los campos de la sociedad. "La política no es un campo distinto. Lo que pasa acá es el reflejo de lo que pasa en el resto de los campos. Eso está condicionado porque las mujeres no solo tenemos nuestro trabajo, sino que tenemos el trabajo doméstico", manifestó Vidal, y aseguró: "Las mujeres hacemos el doble o triple de trabajo que los varones, en términos domésticos".

A pesar de las consecuencias de la carga doméstica en la carrera política, a las que hizo alusión Vidal, la exfuncionaria macrista sostuvo que "tener a cargo el cuidado de los hijos no nos impide competir ni ocupar cargos difíciles", e hizo referencia al apodo de "Heidi" que recibió de sus adversarios políticos. "Ese es el reflejo de una mirada sobre la mujer y el poder", expresó.

El insólito blooper de Martín Lousteau durante la discusión por el procurador

Vidal, además, destacó el apoyo que recibió de la referente de Derechos Humanos Graciela Fernández Meijide, tanto en su campaña como en su rol como funcionaria. "Cuando encaré mi campaña como gobernadora, la fui a ver a su casa. Me acompañó durante los cuatro años, a pesar de no pertenecer al mismo partido político", concluyó.

La exgobernadora solo viene apareciendo en público en exposiciones acotadas, pero sin dar entrevistas políticas ni clarificar su futuro dentro de Juntos por el Cambio. En su entorno aseguran que recién el año próximo, cuando esté más claro el panorama electoral, lo hará.