Este error de cálculo de Emmanuel Macron le puede costar las elecciones en Francia

·3  min de lectura

Apenas dos meses después de que Emmanuel Macron revalidara su cargo como presidente de la República, Francia ha celebrado la primera vuelta de sus elecciones legislativas, destinadas a renovar los 577 diputados de la Asamblea Nacional. Y de momento, los resultados muestran una gran igualdad entre dos fuerzas políticas.

Se trata de Ensemble, la coalición que tiene a Macron al frente, y Nupes, la alianza de partidos liderados por Jean-Luc Mélenchon, que agrupa a formaciones como los socialistas, los comunistas o los verdes. Ambos se han movido en términos similares en cuestión de votos (25,7%) y han superado ampliamente a la extrema derecha (18,7%) y a la derecha tradicional (10,4%).

Emmanuel Macron. (Photo by LUDOVIC MARIN/AFP via Getty Images)
Emmanuel Macron. (Photo by LUDOVIC MARIN/AFP via Getty Images)

Aunque hay que esperar a la segunda vuelta para poder hablar de escaños, lo cierto es que tanto los expertos como las encuestas vaticinan que Macron se quedaría al borde de la mayoría, situada en los 289 escaños, mientras que Nupes se convertiría en principal partido de la oposición, con entre 150 y 190 escaños, pero la batalla todavía está servida.

Y precisamente en ella Macron y sus aliados están actuando de una manera muy diferente a como cabía esperar. Durante su presidencia, el político liberal alertó siempre de los riesgos del ascenso al poder de la ultraderecha, personificado en la pujanza de Marine Le Pen al frente de la Agrupación Nacional.

Las urnas dictaminaron en la primera vuelta de las elecciones presidenciales, celebradas el pasado 10 de abril, que el actual presidente se tendría que enfrentar a la candidata de ultraderecha y entonces Macron centró su campaña en los peligros de su rival, apelando al voto útil.

Por su parte, Mélenchon no consiguió entrar en esta segunda ronda por un estrecho margen, pero dejó claro a sus votantes sus preferencias. "No hay que darle un solo voto a Marine Le Pen".

Sin embargo, ahora que Macron ha tenido la oportunidad de hacer exactamente lo mismo, lo cierto es que lo que ha hecho es ponerse de perfil. A la pregunta de '¿Cuál será la postura de Ensemble en los duelos entre la extrema derecha y Nupes?', la respuesta ciertamente no ha sido ni consecuente con el mensaje transmitido hasta ahora ni clara.

Jean-Luc Mélenchon pidió que no se le diera votos a Marine Le Pen. (Photo by STEPHANE DE SAKUTIN/AFP via Getty Images)
Jean-Luc Mélenchon pidió que no se le diera votos a Marine Le Pen. (Photo by STEPHANE DE SAKUTIN/AFP via Getty Images)

Olivia Grégoire, portavoz del Gobierno francés, se ha negado a responder a esta cuestión, mientras que el periódico Le Monde ha señalado que en este tipo de enfrentamientos se darán instrucciones de voto caso por caso. Es decir, que Macron y los suyos están equiparando a Le Pen con Mélenchon. Sin embargo, estos remilgos no fueron tales hace apenas dos meses, cuando los votos de la izquierda fueron decisivos para que el presidente derrotara a la extrema derecha.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Así pues, los liberales se encuentran en una importante contradicción que les puede pasar factura de cara a la segunda vuelta. Y es que quizás no han calculado que esta arriesgada estrategia les puede salir cara y los votantes mostrarles su rechazo.

Lo que de momento parece seguro es que la movilización de la izquierda en las presidenciales fue solo una hábil maniobra política dedicada a sacar rédito electoral. Veremos si los votantes toman nota y le pasan la factura a Macron.

EN VÍDEO I Forman una cadena humana vertical para salvar a una familia de un incendio

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.