“No erré en nada”: la defensa de Bolsonaro sobre su gestión de la pandemia

·2  min de lectura
Bolsonaro se quitó cualquier responsabilidad por el manejo de la pandemia
EVARISTO SA

BRASILIA.- El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, afirmó este martes que no tomó ninguna medida equivocada frente al coronavirus y aseguró que la fe puede sanar enfermos, mientras el Congreso puso en funciones a la Comisión Parlamentaria de Investigaciones (CPI) sobre presuntas “omisiones” del gobierno ante la pandemia.

“No es fácil administrar un país de este tamaño, la pandemia afectó mucho, mucha gente murió, pero lamentablemente hay que convivir con eso, pero no hay que quedarse en casa, hay depresión, suicidios”, dijo el presidente.

El colosal plan de recuperación que puso en marcha Italia

“No erré en nada” ante la pandemia, agregó Bolsonaro en la residencia oficial, a pocos kilómetros de donde los senadores se reunieron para la primera audiencia de la CPI que abordará la política del gobierno ante la crisis.

La CPI comenzó a sesionar con la votación de los senadores en forma presencial sobre la composición del organismo que funcionará durante los próximos tres meses, con un plazo prorrogable por tres meses más.

Bolsonaro saluda tras una ceremonia de un programa de casas para gente sin vivienda, a comienzos de abril
Eraldo Peres


Bolsonaro saluda tras una ceremonia de un programa de casas para gente sin vivienda, a comienzos de abril (Eraldo Peres/)

Desde la llegada de la pandemia a Brasil en febrero de 2020, Bolsonaro se opuso a las medidas de aislamiento social, invocando su impacto económico negativo; rechazó igualmente el uso de barbijos; cuestionó la eficacia de las vacunas y preconizó remedios como la hidroxicloroquina, sin eficacia comprobada contra la enfermedad.

Científicos y políticos atribuyen a esas posturas el retraso en la vacunación y las dificultades para conseguir inmunizantes en este país de 212 millones de habitantes, con un balance que se acerca a los 400.000 muertos por covid, superado solo por Estados Unidos.

Polémica en Miami por un colegio privado que no empleará a maestros vacunados

La CPI analizará si hubo negligencia o actos de corrupción en el manejo de la pandemia, incluido en la crisis de suministro de oxígeno que en enero provocó la muerte por asfixia de decenas de personas en Manaos, capital del estado de Amazonas.

Más allá de los nuevos hechos descubiertos, se espera que la investigación genere un espectáculo político, con los legisladores arrinconando a Bolsonaro contra las cuerdas antes de las tensas elecciones presidenciales del año que viene, donde es casi seguro que busque la reelección.

Aunque la investigación podría sumarse a los pedidos de juicio político contra Bolsonaro, los expertos dicen que es un resultado poco probable. En cambio, sugirieron que el gobierno podría desviar la culpa hacia el exministro de Salud Eduardo Pazuello, quien supervisó el caos en Amazonas y fue criticado por las lentas negociaciones sobre vacunas.

Agencias AFP y ANSA