¿Erislandy Lara vs. Gennady Golovkin? Todo está en manos de la AMB, pero es posible

·3  min de lectura

Gennady Golovkin no tuvo la mejor de sus actuaciones el sábado ante Saúl “Canelo’’ Álvarez, pero terminó en pie y mejor que el mexicano para asegurar que su carrera aún continuará un tiempo más con las futuras defensas de sus dos títulos en la división mediana.

A pesar de sus 40 años, Golovkin ya no es aquel que aterrorizaba a sus colegas en las 160 libras con un poder de nocaut devastador, pero si le aguantó 12 asaltos a Canelo -ciertamente una versión también opaca del tapatío-, probablemente aún tenga cosas por hacer en su peso natural.

“No siento que haya perdido la pelea’’, expresó Golovkin.

“No pienso en la pérdida. No es algo que esté en mi mente en este momento porque fue una gran pelea, muy limpia. Y no permitimos ningún error. Y la pelea fue muy competitiva. Y especialmente en la segunda mitad, sentí que era mejor que mi oponente’’.

Probablemente GGG esté equivocado en su evaluación sobre su derrota por decisión unánime, pero no cabe duda de que su atención gira ahora a la categoría donde enfrenta varias decisiones sobre su futuro, porque puede escoger entre un campeón potente como Jermall Charlo, un joven casi desconocido como Janibek Alimkhanuly o un veterano de prestigio de la talla de Erislandy Lara.

¿Qué camino tomará el kazajo: la juventud o la experiencia?

Algo interesante a tomar en cuenta es que Golovkin por primera vez en mucho tiempo será agente libre para su próximo combate, con capacidad para negociar con cualquier promotor como Premier Boxing Champions, donde militan Charlo y Lara, o Top Rank que dirige la carrera de Alimkhanuly.

Al estar relacionado con DAZN, GGG no estaba en plenitud de condiciones para maniobrar con otras empresas, pero ahora que cerró el capítulo de Canelo Álvarez no le quedará más remedio que medirse a los mejores de las 160 libras y Lara podría tener un buen chance de enfrentarlo.

Golovkin es el campeón reconocido por la Asociación Mundial del Boxeo (AMB), mientras que el cubano es el campeón regular, que viene a ser lo más cercano a un retador obligatorio o, si se quiere, el primero en la lista para contender por la faja máxima del organismo.

Desde hace mucho tiempo Lara, de 39 años de edad, viene mencionando a Golovkin entre los potenciales oponentes que desea para continuar su carrera que, al igual que la del kazajo, se encuentra en los momentos finales, pero con el deseo de tener una o dos peleas importantes más antes de colgar los guantes.

Seria oportuno recordar que la AMB le comunicó a Golovkin que, luego de su combate contra Canelo, tendría un lapso de 120 días para enfrentar a Lara, de modo que ahora le corresponde a la entidad presidida por Gilbertico Mendoza hacer valer esa orden.

Se espera que Lara regrese al ring antes de que finalice el 2022 y sería muy complicado que Golovkin vuelva a combatir en lo que resta de temporada, pero para nada parece imposible un choque contra el cubano, ahora que es propietario de su destino.