Erika Buenfil: así fue como su hijo Nicolás conoció a su padre, Ernesto Zedillo Jr.

·6  min de lectura

Erika Buenfil confiesa que en su juventud fue muy noviera, pero solo habla de los que trascendieron: el cantante Óscar Athié, con quién mantuvo una relación de una década; un romance corto con Luis Miguel; o Luc -un hombre canadiense- que pensó sería amor para toda la vida. Pero entre esas historias y otras, la que tuvo con el hijo de un expresidente mexicano fue la que le permitió cumplir con un sueño de vida: convertirse en mamá.

Antes de ser conocida como la reina de TikTok, Erika Buenfil fue una de las actrices más populares y solicitadas en casi todos los escenarios de entretenimiento: desde sus novelas en Televisa (Aprendiendo a amar, Amor en silencio, Marisol); importantes roles en teatro (Como tú lo deseas, Una cena con-movida); en el cine (Cementerio de terror, Ladrones de tumbas); hasta trabajos destacados como conductora (XE-TU, Hoy).

Para nadie eran indiscutibles su fama ni su belleza, como sucedió una noche en el puerto de Acapulco (Guerrero), paraíso en el que concurrían los ricos y los famosos del momento, y donde coincidieron por primera vez Erika Buenfil y Ernesto Zedillo Jr, primogénito de Ernesto Zedillo Ponce de León, el último presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), antes que otro partido gobernara en México.

Después de dos encuentros más, Buenfil y Zedillo Jr. habrían comenzado una relación que concluyó en el 2005 por un inesperado suceso: la actriz finalmente estaba embarazada. Y su entonces pareja, el hijo del exmandatario, no se sentía preparado para compartir la responsabilidad (además de que a principios de ese año, él había contraído matrimonio).

La identidad del padre del futuro hijo de Erika fue revelada por la periodista Inés Gómez Mont en 2008 en el programa Ventaneando.

Erika Buenfil junto a su hijo Nicolás en 2013. (Foto: Ángel Delgado/Clasos.com/LatinContent via Getty Images).
Erika Buenfil junto a su hijo Nicolás en 2013. (Foto: Ángel Delgado/Clasos.com/LatinContent via Getty Images).

Buenfil sostuvo recientemente una plática con Isabel Lascuráin para su canal de YouTube, donde habló sobre la relación con su expareja y cómo afectó la vida del hijo de ambos, Nicolás. "Le dije (al papá de Nicolás), y él no quiso, 'no, yo no estoy preparado' y le dije 'lo voy a tener', 'avísame, cualquier decisión que tomes, avísame, pero yo no estoy preparado'. En ese entonces él estaba muy joven, me lo pesqué muy chavito (entre ellos existe una diferencia de doce años), lloré, era de miedo".

Sin el apoyo del padre de su hijo, la protagonista de La gata decidió seguir adelante con el embarazo, cumpliendo con su deseo maternal que buscó por años. "Empezó un desfile de decisiones, te cambia la vida, y en mi caso de artista, de madre soltera, me cambió más. Fueron momentos muy duros, tuve miedo y no sabía cómo lo iba a hacer, es más no sé cómo le he hecho", le confesó a la integrante del trío musical Pandora.

Me acuerdo perfecto de las palabras de mi papá... los papás saben, ¿no?, y te tocan el alma. y me dijo 'tienes tanto amor para dar, que vas a tener a quien darle todo ese amor, te felicito y le das mi apellido'; mi mamá me abrazó y me dijo 'te dedicas a él en cuerpo y en alma'.Erika Buenfil

¿Qué pasó?
¿Qué pasó?

Convertirse en madre soltera fue una decisión que a Buenfil la ha llenado de orgullo y defiende a capa y espada. En agosto de 2020, cuando el confinamiento por la pandemia por covid seguía, Erika se atrevió a incursionar en la plataforma de videos cortos TikTok, alcanzando un repunte en su popularidad por la sencillez y casi inocencia que imprimía en sus grabaciones.

Sin embargo, no a todos les agradaba su nueva faceta, como lo expresó el conductor José Origel en su programa Con permiso, pero su compañera Martha Figueroa, que salió a defender a la nueva influencer, involucró a su hijo de una forma que provocó el enojo de la actriz: se refirió a Nicolás como "el pequeño Zedillo".

En un encuentro con medios, Buenfil se refirió a ese episodio y culpó a Origel, "no lo voy a perdonar; que él reflexione y cuide el hocico antes de hablar y que a mi hijo no me lo toque, porque él (Zedillo Jr.) no me paga ni un bistec o una colegiatura de Nicolás Buenfil". Después de resolver quién dijo qué, la actriz ha dejado en claro que sigue ofendida con la conductora.

Pero, entonces, ¿en verdad no hay ningún tipo de relación entre padre e hijo?

Nicolás Buenfil, ahora de 17 años, supo desde pequeño que su familia materna sería la única que estaría presente. Pero como todo niño, las dudas sobre quién y dónde estaba su padre comenzaron a surgir cuando empezó a acudir a la escuela.

"Como a los 8 años de él, en el colegio yo les conté un poco cómo iba a ser la dinámica con Nicolás al ser yo madre soltera. (Hicieron) una dinámica de qué hace tu papá, qué hace tu mamá, porque no están juntos, etcétera. Nicolás decide, en su caso, decir que sus padres están divorciados, y así resolvió el problema de cualquiera le preguntara por su papá. Vienen del colegio a decirme y le pregunto a Nicolás '¿por qué dices que tus papás están divorciados?', 'es que no me gusta decir que no está con nosotros, prefiero decir que están divorciados'", le contó Buenfil a Lascuráin.

Un año después, volvió a surgir la duda sobre cómo era su papá, y la actriz lo solucionó buscando una foto de Ernesto Zedillo Jr. en Google "quedó súper tranquilo". Pero Nicolás persistió en el sueño de conocer físicamente a su padre, suceso que ya ocurrió.

Sin ahondar en detalles sobre cuándo restablecieron comunicación los adultos, ni la fecha "en algún punto nos pasamos los teléfonos", la actriz reveló la dramática reunión entre padre e hijo, en la que no estuvo presente.

"(Estaba con una amiga) en un restaurante, me entra una llamada y me dice (Nicolás) 'mamá, me está tratando de contactar, que me quiere conocer, que viene para la casa'", dijo Buenfil. La noticia la tomó completamente desprevenida y decidió tomar rumbo hacia su casa, pero antes habló con su expareja "le marco, 'sí, no te preocupes, voy para su casa', porque iba a ser el cumpleaños de Nicolás, que le iba a llevar su regalo".

El drama inició en ese momento, según recordó la actriz, porque comenzó a llover a torrentes, su traslado en vehículo fue complicado, comenzó a rezar, pero nada aligeraba su camino...

La vida no quiso que yo llegara... '¡no vayas!, se tienen que conocer solos, y se tienen que reclamar o se tienen que hablar solos'.Erika Buenfil

Nunca llegó al encuentro y cuando lo logró, vio a su hijo sentado en las escaleras frente a su casa "me dice 'mamá, no m*m*s'". Para él fue como un impacto", tanto, que lo primero que hizo Nicolás fue compartir una foto con su padre a sus compañeros de escuela, "para él fue algo muy bueno, fue como sacudirse, como plantarse y decir 'sí tengo una persona y existe'. Pero lo más fregón de la situación fue que los chavitos de ahora (dijeron) 'ah, qué bueno', y siguieron jugando. Lo que puede ser tragedia para los adultos, los chavos lo tomaron a la ligera, y así fue".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La sorpresa que solo Thalía podía tener por su cumpleaños; es algo hermoso