Eric García: "Cambiarme en el vestuario del Camp Nou es el final del camino"

·3  min de lectura

Barcelona, 1 jun (EFE).- El defensa Eric García, que esta martes fue presentado como nuevo jugador del Barcelona, se mostró emocionado por volver al club de su vida: "Cambiarme en el vestuario del Camp Nou es una alegría inmensa, el final del camino".

A sus 20 años, Eric García ha hecho el recorrido inverso al que hizo en 2017, cuando dejó la entidad azulgrana para fichar por el Manchester City. Y es que el central llevaba desde 2008 en la escuela del Barça donde, con el '3' a la espalda, siempre fue capitán de todos los equipos a los que perteneció.

Tras completar cuatro temporadas en Manchester, el zaguero catalán entró hoy en el vestuario del primer equipo para enfundarse de nuevo la camiseta azulgrana, con su nombre de pila a la espalda -Eric- y posar para los medios antes de firmar su nuevo contrato, que lo vinculará al club catalán hasta el 30 de junio de 2026.

"La experiencia en Manchester ha sido muy positiva, pero nunca hay mal momento para venir al Barça. Mi sueño era volver y ya es un sueño cumplido", manifestó sonriente en su presentación en el Auditorio 1899 del Camp Nou.

La carrera de Eric García, que llega con la carta de libertad y tendrá una cláusula de rescisión de 400 millones de euros, guarda muchos paralelismo con la de Gerard Piqué.

Y es que Piqué, central de corte técnico forjado en La Masia, como él, también tuvo que emigrar a Manchester -en su caso el United- antes de volver al Barcelona para triunfar.

"Que me comparen con Piqué obviamente a todo el mundo le gusta, pero yo estoy empezando mi carrera y él es y ha sido el mejor central de los últimos diez años. Compartir ahora vestuario con él es una alegría y también una exigencia, porque sabes que a tu lado está el mejor", afirmó.

Eric García podía haber regresado el Barcelona como campeón de la Liga de Campeones si el City no hubiera caído el pasado sábado en el final ante el Chelsea. "Una espinita clavada" que a él le gustaría quitarse de la mejor manera: "Viniendo al club de mi vida para ganarla aquí".

García se reencontrará en el primer equipo con el delantero Ansu Fati, con el que forjó una gran amistad mientras jugaban juntos en las categorías inferiores del club azulgrana.

"A Ansu lo quiero mucho y tengo muchas ganas de jugar con él en el Camp Nou, porque es un grandísimo jugador. Estoy seguro de que volverá (de su lesión) tal y como se fue: a un nivel altísimo", comentó sobre el punta hispano-guineano.

A Eric, regresar a su club ya como jugador del primer equipo no le supone "ninguna presión", pues recordó lo que le enseñaron en La Masia desde que entró.

"Daré todo por esta camiseta como he hecho desde pequeño, porque me inculcaron que este es un club de éxitos y que se ha de ganar. Estoy en un club ganador y yo soy una persona a la que le gusta ganar", sentenció.

Junto a Eric García estaban el presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, el vicepresidente deportivo Rafa Yuste, y el director de fútbol, Mateu Alemany.

Laporta calificó de "día histórico" el de hoy, "porque recuperamos un hombre de la casa que para nosotros es como si no se hubiese ido nunca" y que es uno de los abanderados "del estilo genuino de jugar a fútbol que tiene este club y que conoce bien".

"Hoy hacemos la incorporación de un jugador joven, de mucho recorrido, pero ya maduro y preparado para darnos los éxitos que queremos", anunció el máximo mandatario de la entidad catalana, quien agradeció al exfutbolista azulgrana Iván de la Peña, agente de Eric García presente en la sala, "el esfuerzo" para cerrar un operación no exenta de dificultades.

Y es que el propio Laporta, en período electoral, se opuso a que el Barça la cerrara en el pasado mercado de invierno para evitar tener que pagar un traspaso al Manchester City.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.