Erdogan dice que Turquía probó los S-400 rusos y desestima las objeciones de EEUU

·1  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, asisten una cumbre de líderes de la OTAN en Watford, Reino Unido
FOTO DE ARCHIVO. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, asisten una cumbre de líderes de la OTAN en Watford, Reino Unido

ANKARA, 23 oct (Reuters) - El presidente turco, Tayyip Erdogan, confirmó el viernes que Turquía ha estado probando los sistemas de defensa aérea S-400 que compró a Rusia y dijo que las objeciones de Estados Unidos sobre el tema no importaban.

Washington dice que la compra de los sistemas rusos por parte de Ankara compromete las defensas de la OTAN y ha amenazado con sanciones. Un aparente disparo de prueba del S-400 la semana pasada provocó una furiosa respuesta del Departamento de Estado de Estados Unidos y del Pentágono.

"(Las pruebas) se han realizado y se están realizando. La postura de Estados Unidos no nos preocupa en absoluto. Si no vamos a testear el potencial a nuestra disposición, ¿qué vamos a hacer?", dijo Erdogan a los periodistas.

Los dos aliados de la OTAN han estado en desacuerdo durante mucho tiempo con los S-400 y Washington reaccionó el año pasado suspendiendo a Turquía de su programa de aviones F-35. Funcionarios turcos han dicho que los sistemas no se integrarán a la infraestructura de defensa de la OTAN.

Turquía firmó el acuerdo S-400 con Rusia en 2017. Las entregas de las primeras cuatro baterías de misiles, por valor de 2.500 millones de dólares, comenzaron en julio del año pasado.

Erdogan dijo que Turquía continuará probando equipo militar, como armas ligeras, medianas y pesadas, incluidas muchas compradas a Estados Unidos.

"Parece que a los señores (en Estados Unidos) les molesta especialmente que se trate de un arma de Rusia. Estamos decididos, seguimos en nuestro camino como siempre", dijo.

(Información de Ece Toksabay y Tuvan Gumrukcu; escrito por Ezgi Erkoyun; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)