Erdogan sepulta de momento la ambición de Suecia de ingresar a la OTAN

AP

El presidente turco afirmó este lunes que Estocolmo debería dejar de contar con el "apoyo" de Turquía para entrar en la Alianza Atlántica, tras la quema de un ejemplar del Corán frente a la embajada turca en Estocolmo.

Con Andrés Mourenza, corresponsal de RFI en Estambul

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan ha enterrado las aspiraciones suecas de entrar en la OTAN. Después de una serie de manifestaciones en Estocolmo en las que se “ejecutó” a un muñeco que simbolizaba al presidente turco, de protestas frente a la embajada turca con banderas del grupo armado kurdo PKK y de la quema de un Corán frente a la legación diplomática, Erdogan ha dicho que no levantará su veto a la entrada de Suecia a la Alianza Atlántica, aunque mantiene abierta la puerta para Finlandia.

“O sea que ustedes dejan a las organizaciones terroristas campar a sus anchas en sus calles y luego esperan que los apoyemos para entrar en la OTAN. No ocurrirá”, afirmó Erdogan.

Las negociaciones con Turquía se prolongan desde el pasado junio y han llevado a Suecia y Finlandia a modificar sus leyes antiterroristas y comprometerse a revisar las peticiones de extradición de decenas de ciudadanos turcos refugiados en estos países pero que Ankara considera terroristas.

Con todo, diversos analistas creen que Turquía podría modificar su veto tras las elecciones del próximo mes de mayo en la que Erdogan se juega continuar como presidente tras veinte años en el poder y para las que las encuestas prevén un resultado ajustado frente a la oposición.

Finlandia debe considerar la opción de una adhesión a la OTAN sin Suecia, afirmó este martes por primera vez su ministro de Relaciones Exteriores después de que Turquía excluyera aprobar la candidatura sueca.


Leer más sobre RFI Español