Erdogan defiende la división de Chipre en dos estados independientes

Agencia EFE
·3  min de lectura

Nicosia, 15 nov (EFE).- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, defendió hoy la división definitiva de Chipre en dos estados independientes y culpó a los grecochipriotas del fracaso en resolver el largo conflicto de la isla.

"Hoy hay dos pueblos diferentes, dos estados diferentes en Chipre. La solución de dos estados debe negociarse a la luz de la igualdad nacional", dijo Erdogan durante un discurso en la parte turcochipriota de Nicosia durante las celebraciones del 37 aniversario de la proclamación de la República Turca del Norte de Chipre (RTNC), solo reconocida por el Gobierno turco.

En su discurso, Erdogan se refirió a la RTNC como "el segundo estado independiente de la nación turca después de la República Turca".

En términos similares se expresó el nuevo presidente de la comunicad turcochipriota y hombre de confianza de Erdogan, Ersin Tatar, quien insistió en que "la solución de dos Estados es viable y un acuerdo solo es posible sobre la base de la igualdad soberana".

"Lo mejor es empezar a trabajar juntos como dos pueblos, viviendo bajo el mismo techo de dos estados separados", recalcó, dando con ello por zanjados los principios que rigieron la negociación entre las dos comunidades chipriotas durante las últimas décadas, basada en la creación de una federación bicomunal y bizonal con igualdad de condiciones políticas para ambas.

El presidente turco responsabilizó a la parte grecochipriota del fracaso de las negociaciones para una solución del conflicto porque, dijo, "no quiere compartir con la comunidad turcochipriota ni el poder político, ni la riqueza, ni los hospitales".

La primera visita de Erdogan a la RTNC tras la elección de Tatar tiene lugar en un periodo de especial tensión, por las prospecciones de Turquía en aguas del Mediterráneo oriental, que se solapan con las zonas económicas exclusivas de Grecia y Chipre y que la Unión Europea considera ilegales.

Erdogan reiteró hoy que ninguna ecuación en el Mediterráneo oriental que no incluya a Turquía y a la parte turca de Chipre, va a tener éxito.

Las acciones de Turquía en el Mediterráneo Oriental continuarán hasta que se alcance un "acuerdo justo", dijo.

Erdogan, quien viajó a la RTNC acompañado de una nutrida delegación de políticos, entre ellos el ministro de Exteriores, Mevlut Cavusoglu, y el líder del ultraderechista Partido Movimiento Nacionalista (MHP) de Turquía, Devlet Bahceli, visitó además la ciudad fantasma de Varosha, un acto considerado como "provocación sin precedentes" por parte de los Gobiernos de Atenas y Nicosia.

En octubre pasado Tatar reabrió el barrio costero de Varosha, en Famagusta, sellado desde hace 46 años como zona militar y considerado clave en el conflicto de la isla.

La apertura desencadenó una ola de críticas internacionales, entre ellas de la UE y de la ONU, cuyo Consejo de Seguridad recordó que en varias resoluciones se dejó claro que es inadmisible cualquier intento de poblar Varosha con personas distintas a los antiguos habitantes del área.

Erdogan hizo hoy caso omiso de estas críticas y visitó la zona, a las que las autoridades turcochipriotas habían sacado brillo para la ocasión, con calles lustradas y el restaurante de un hotel abandonado preparado para un festín.

La visita estuvo acompañada de protestas por parte de centenares de turcochipriotas que se manifestaron contra la influencia de Ankara en el norte y la presencia de Erdogan en Chipre.

Las críticas de los manifestantes se dirigieron tanto contra Turquía como contra el nuevo Gobierno nacionalista de la RTNC.

"Libertad, no sumisión", "La última palabra en Chipre pertenece a los chipriotas", "Ankara quita tus manos de nosotros" fueron algunos de los eslóganes pronunciados por los participantes

El 15 de noviembre de 1983 se proclamó la República Turca del Norte de Chipre (RTNC) en el tercio norte de la isla que había sido invadido el 20 de julio de 1974 por tropas de Turquía.

(c) Agencia EFE