Los equipos de F1 acuerdan un principio de tope salarial de pilotos

Adam Cooper
·2  min de lectura

Aunque aún no es oficial la cifra, el plan provisional es restringir los salarios de los pilotos a 30 millones de dólares para los dos juntos, que podrían repartirse por ejemplo en 20 y 10 millones o en 15 y 15.

También habrá un límite a los salarios combinados de los tres empleados principales, en los que en la mayoría de los equipos están el director del equipo y el director técnico.

La medida se debe a la intención de limitar aún más el gasto, ya que la F1 se enfrenta a un futuro económico incierto a raíz de la crisis de COVID-19, y es probable que los flujos de ingresos se vean afectados en los próximos años.

Relacionado:

Grosjean: salarios como el de Hamilton son "inaceptables"

El próximo curso se introducirá un límite presupuestario de 145 millones de dólares, pero los salarios de los pilotos y los de los tres empleados principales no se tienen en cuenta en esa cifra. Sin embargo, los equipos ahora han aceptado que debería haber algunas restricciones.

El plan lo discutieron y votaron en la reunión del lunes de la Comisión de F1, y lo respaldaron todos los jefes de equipo. Ahora deberán acordarse los detalles antes de que sea ratificado por el Consejo Mundial del Deporte del Motor.

Se ha podido saber que todos los contratos para 2023 y en adelante que se firmen antes de que las nuevas reglas sean oficiales, deberán cumplirse, debido a las complejidades de la legislación laboral. Eso significa por ejemplo que los contratos de Max Verstappen (hasta 2023) y de Charles Leclerc (hasta 2024) se cumplirán en esas condiciones. Y, además, los equipos y pilotos pueden aprovechar ahora mismo para renovar a largo plazo antes de que se concrete el límite.

Mercedes aún tiene que confirmar la renovación de un Lewis Hamilton que, como piloto mejor pagado de la parrilla actual, probablemente será el más afectado.

También lee:

AlphaTauri mantiene a Pierre Gasly para la temporada 2021 Wolff: la decisión de Williams no dependerá del rendimiento de Russell El GP de la Ciudad de México 2021 se disputaría el 31 de octubre

También habrá un vínculo directo entre el tope salarial y el tope presupuestario. Los equipos pueden saltarse el primero y gastar en sus pilotos más de los 30 millones de dólares propuestos, pero la diferencia se reducirá del límite presupuestario.

Por ejemplo, un equipo puede gastar 135 millones de dólares y, los 10 millones que faltan hasta el límite de 145, gastarlo en el sueldo de uno de sus pilotos.

Sin embargo, si se gasta en los pilotos menos de esos 30 millones, no se podrá gastar más dinero y superar el límite presupuestario.

Los pilotos podrán complementar sus ganancias de sueldo con contratos publicitarios, pero aún no se ha determinado cómo podría funcionar.