El equipo médico busca descartar que el expresidente Lugo tenga una infección en curso

·1  min de lectura

Asunción, 29 ago (EFE).- El equipo médico del expresidente paraguayo Fernando Lugo, recluido en cuidados intensivos desde el pasado 10 de agosto a raíz de un accidente cerebrovascular, informó este lunes que busca descartar que el líder político esté sufriendo de una infección, después de que aumentara su temperatura corporal.

"Estamos en un proceso de descartar un proceso infeccioso en curso", declaró a periodistas el médico tratante y también legislador, Jorge Querey, al señalar que Lugo amaneció con una "febrícula".

El médico indicó que la infección es un "riesgo permanente en pacientes que están en unidades de cuidados intensivos".

Lugo, de 71 años, sufrió el pasado de 10 de agosto un accidente cerebrovacular asociado a la hemorragia de una malformación arteriovenosa que requirió de una intervención quirúrgica.

Según el galeno, el también senador de izquierda ya está sin sedación y destacó que, en líneas generales, ha mantenido un "funcionamiento orgánico bastante estable".

En ese sentido, refirió que el exmandatario se encuentra en un "estado vigil, con poca interacción todavía con su entorno".

"Él abre los ojos, tiene ciertas reacciones, pero todavía no establece comunicación, no interactúa con los demás", describió el también legislador, quien dijo que "hay algunas señales positivas" que se abstuvo de adelantar.

El exobispo católico llegó a la Presidencia paraguaya en 2008 tras 61 años de predominio del Partido Colorado.

No logró, sin embargo, completar su periodo de Gobierno tras ser sometido a un juicio parlamentario que lo desalojó del poder en junio de 2012.

(c) Agencia EFE