El equipo de Lula pide al Gobierno de Bolsonaro que libere los datos de deforestación

Sao Paulo, 14 nov (EFE).- El equipo de transición del presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, pidió este lunes al Gobierno de Jair Bolsonaro que libere los datos anuales de deforestación en la Amazonía y otros biomas del país.

"La información es que esos números existen y existe la necesidad de que sean comunicados" para "tomar las medidas necesarias" en el futuro, indicó el vicepresidente electo, Geraldo Alckmin, coordinador del proceso de transición, en una rueda de prensa en Sao Paulo.

Esa solicitud se produce en momentos en que Lula está viajando a Egipto para participar en la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático (COP27), en el que será su primer viaje internacional desde que ganó las elecciones presidenciales el 30 de octubre.

En concreto, el equipo de Lula solicitó los informes completos de los datos del sistema de vigilancia por satélite PRODES sobre la Amazonía y el Cerrado, la sabana del centro de Brasil, del periodo de agosto de 2021 a julio de 2022.

Alckmin dirigió nominalmente su petición al ministro de la Presidencia, Ciro Nogueira, y al Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE, por sus siglas en portugués), órgano oficial encargado de divulgar los datos de deforestación, que han alcanzado niveles récord bajo el mandato de Bolsonaro.

"Es una gran preocupación" porque "solo la deforestación es responsable por casi el 50 % de las emisiones de carbono" de Brasil, lo que es de una "gravedad impresionante", subrayó.

Alckmin insistió en que, durante la pasada campaña electoral, Lula dejó claro su compromiso con la protección medioambiental y entre las medidas que tomará cuando asuma el poder será "recuperar" los órganos de fiscalización medioambiental "que fueron desmovilizados" por la actual administración.

"Habrá un esfuerzo muy grande para que Brasil sea líder y gran protagonista en la cuestión" de la lucha contra la crisis climática, aseveró.

Por su parte, el exministro Aloizio Mercadante, otra figura clave del equipo de Lula para la transición, recordó que, cuando el nuevo Gobierno asuma el poder, Alemania y Noruega se comprometieron a liberar automáticamente los recursos del Fondo Amazonía, paralizados desde que Bolsonaro está en el poder.

Esos recursos, que financian proyectos de conservación de la selva amazónica, se estiman que alcanzan los 3.000 millones de reales (unos 565 millones de dólares).

Asimismo, el equipo de transición del presidente electo brasileño indicó que están intentando recomponer algunas partidas del presupuesto federal de 2023 para destinarlas al área medioambiental.

(c) Agencia EFE