Un equipo de científicos argentinos descubrió un "mega lugar" de huellas de arcosaurios en Bolivia

LA NACION
·2  min de lectura

Un equipo de científicos argentinos del Conicet descubrió un nuevo sitio de huellas de arcosaurios, enormes reptiles que vivieron en el período Triásico hace más de 200 millones de años y que antecedieron a los dinosaurios, en Chuquisaca, Bolivia.

NASA difundió las imágenes de mayor resolución de Marte logradas hasta el momento

El "megasitio" se ubica en la localidad de Ruditayoj, vecina a Tunasniyoj, en donde también se habían encontrado rastros de dinosaurios del Jurásico y Cretácico, ambas cercanas al municipio de Icla.

El equipo estuvo integrado por los paleontólogos Sebastián Apesteguía y Facundo Riguetti, por la Universidad Maimónides; Paolo Citton y Silvina de Valais, por la Universidad Nacional de Río Negro; Gonzalo D. Veiga y Daniel G. Poiré, por la Universidad Nacional de La Plata; y Gerardo Gabriel Zacarías, por la Universidad de Salta. El hallazgo fue publicado a fines de octubre en la revista científica Historical Biology de la editorial Taylor & Francis.

"Cientos de pistas de Brachychirotherium están presentes en el sitio con una amplia diversidad de tipos de conservación", dice la publicación, que incluso revela problemas de comportamiento como el "gregarismo y la agrupación alrededor de estanques" a partir de las huellas encontradas.

El secreto funerario que reveló la tumba de un niño de hace 8000 años

Según los tamaños y las formas de las huellas, los científicos determinaron que se trató de "grandes rauisúquidos o etosaurios pseudosuquios", y descartaron previas asignaciones a productores tireóforos, un suborden de dinosaurios acorazados. Los rauisúquidos vivieron desde el período Triásico hasta principios del Jurásico. Desaparecieron hace 175 millones de años.

La zona en donde se hizo el hallazgo era considerada como de principios del Cretácico (145 millones de años atrás) pero nuevas investigaciones sobre un cuerpo de lava de la localidad de Uyuni del Pilcomayo revelaron que es en realidad más antigua; de mediados del período Triásico (de entre 235 y 200 millones de años atrás) según reportó el diario La Capital de Mar del Plata.

"Este es el primer registro de Brachychirotherium provenientes de Bolivia, y completa la falta de información local sobre fósiles de suquios, bien conocidos en otros sitios de América del Sur", resume el estudio.