Un equipo de la AIEA se dirige hacia la planta nuclear ucraniana de Zaporiyia

·1  min de lectura

Una misión del Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA/OIEA) se dirige este lunes hacia la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, donde llegará estos próximos días, tras semanas de bombardeos y miedo a que se produzca una catástrofe.

El director general de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA/OIEA), el argentino Rafael Grossi, encabeza una misión, formada por una decena de personas, para inspeccionar la planta nuclaear de Zaporijia, en el sur de Ucrania. El sitio de esta ocupado por el ejército ruso desde el inicio de la guerra.

"Llegó el día, la misión de la AIEA está de camino a Zaporiyia. Debemos proteger la seguridad de Ucrania y de la mayor central de Europa", tuiteó Grossi, avanzando que el equipo llegará "esta semana".

Grossi reclamaba desde hace meses poder acceder al lugar y advertía el "riesgo real de catástrofe nuclear".

"Esta misión será la más dura de la historia de la AIEA debido a las actividades de combate que Rusia lleva a cabo en el terreno", estimó el lunes el ministro ucraniano de Relaciones Exteriores, Dmytro Kouleba, desde Estocolmo.

La AIEA también dijo en Twitter que la misión evaluaría los daños materiales, las condiciones de trabajo del personal y el estado de los sistemas de seguridad de la planta. También supervisará el material nuclear.

Rusia, por su parte, pidió "presionar" a las fuerzas ucranianas para reducir la tensión en torno a la central y "dejar de poner en peligro al continente europeo bombardeando" las instalaciones y sus alrededores, en palabras del portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, quien calificó de "necesaria" la misión del organismo internacional.

"Riesgo de escapes"

"Degradación y muerte"


Leer más sobre RFI