El Episcopado le envió una carta al papa Francisco y lamentó el “maltrato injusto” que recibe en el país

·2  min de lectura
Francisco recibió una carta de apoyo de los obispos argentinos
Evandro Inetti

Los obispos argentinos que participan de la asamblea plenaria del Episcopado, en Pilar, le hicieron llegar una carta al papa Francisco, en la que le transmiten su “cercanía, afecto y adhesión” y transmiten su dolor por “el maltrato injusto” que recibe en su propio país.

“Nos duele el maltrato injusto a tu persona y a tu misión, sobre todo en nuestro país, movidos seguramente por intereses de poder y hasta mala intención que buscan manchar tu imagen y confundir a nuestro pueblo. Pero vos sabés bien que ésta es la manera más preciosa y misteriosa que el Señor Jesús tiene de asociarte a su Cruz redentora”, escribieron los obispos, encabezados por el obispo de San Isidro y presidente del Episcopado, monseñor Oscar Ojea.

La oposición forzó al oficialismo a debatir el proyecto de boleta única en comisión

La asamblea episcopal, que comenzó el lunes, se extenderá hasta el viernes al mediodía y los obispos hicieron llegar la carta a Francisco el mismo día en que el Papa recibe al arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli, tras una auditoría del Vaticano por operaciones inmobiliares.

El mensaje se destaca por el tono de cercanía con el cual los obispos le hablan al Papa y la fuerte defensa ante el trato que recibe en algunos sectores, incluso dentro de la propia Iglesia.

Carta al Papa Francisco
Pedro Brassesco


La carta enviada por los obispos al Papa Francisco (Pedro Brassesco/)

En la carta hacen referencia a los gestos y mensajes del Papa en favor del cese de los enfrentamientos en torno de Kiev. Al respecto, dicen: “El Señor te está pidiendo que en estos momentos de la historia de la humanidad seas su mensajero de la paz. Nosotros, que te conocemos, sabemos de tu valentía y tenacidad incansables para trabajar por el bien y la paz entre Rusia y Ucrania y en todo el mundo. Y sabemos que estás cerca de los que sufren la violencia de la guerra y que estás dispuesto hasta dejar el pellejo si fuese necesario, para que terminen ésta y todas las guerras”.

“Quisiéramos que nos sientas muy cerca tuyo en esta prueba, sosteniendo tus brazos que en perseverante oración le piden al Padre de toda la humanidad por la paz y la justicia”, añaden.

Luego de invocar a la Virgen de Luján, para que lo “llene de consuelo y fortaleza para seguir como buen pastor, guiando a la Iglesia y sirviendo al mundo”, los obispos le confían que rezan por él y por quienes lo “acompañan en esta tarea de tender puentes de paz entre los pueblos”

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.