La OMS eleva amenaza del coronavirus, que se propaga por el mundo

1 / 5

Medidas de prevención contra el coronavirus en la entrada de un hospital en Lagos, Nigeria, el 28 de febrero de 2020

Medidas de prevención contra el coronavirus en la entrada de un hospital en Lagos, Nigeria, el 28 de febrero de 2020 (AFP | PIUS UTOMI EKPEI)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó a nivel "muy elevado" la amenaza del nuevo coronavirus, que ha llegado a México y a África subsahariana, se acelera en Corea del Sur y desestabiliza la economía mundial.

Ante la rapidez de propagación -más de 83.000 casos en más de 50 países-, la OMS instó a los países en los que todavía no se ha detectado el coronavirus a que se preparen y advirtió: asumir que uno está protegido frente al COVID-19 sería un "error fatal".

En Estados Unidos hay tres casos confirmados de personas que no han viajado ni estado en contacto directo con otras que sepan que están infectadas.

Según el presidente estadounidense Donald Trump hay 62 pacientes infectados pero ningún muerto. "La prensa está histérica", dijo, y añadió que unas 35.000 personas mueren de gripe cada año en su país. "Nos preparamos para lo peor (...) Estamos preparados, completamente preparados".

El gobierno estadounidense ha decidido posponer una cumbre con la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), prevista en marzo en Las Vegas.

En Nueva York, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, afirmó que no es "el momento de que cunda el pánico sino de prepararse plenamente".

Después de Brasil, un segundo país de América Latina detectó un caso este viernes: México, con tres primeros casos de coronavirus en personas que habían viajado recientemente a Italia.

En Nigeria, un italiano que llegó a Lagos proveniente de Milán dio positivo.

Hasta ahora se habían registrado solo dos casos en África, uno en Egipto y otro en Argelia. Los escasos casos en el continente intrigan a los epidemiólogos, pero muchos barajan que los sistemas de salud no han detectado la epidemia.

Arabia Saudita, que ya había suspendido la entrada de peregrinos que viajaban a La Meca, prohibió a los ciudadanos de los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) entrar a sus ciudades santas (La Meca y Medina).

Riad no ha informado de infecciones por COVID-19 en su territorio, pero la mayoría de los países vecinos han registrado decenas de casos, la mayoría de los cuales de personas que han regresado de una peregrinación chiíta a Irán.

Líbano, que decidió cerrar escuelas y universidades, anunció la prohibición de ingresar a su territorio a los viajeros de China, Italia, Irán y Corea del Sur.

China, donde el virus apareció en diciembre, informó el sábado de otros 47 muertos, lo que eleva el total a 2.835, y 427 casos nuevos, o sea más que la víspera, pero muchos menos de los de principios o mediados de febrero gracias a las medidas de cuarentena impuestas a más de 50 millones de personas.

- Aumento en Corea del Sur -

Sin embargo, otros países se están convirtiendo en fuentes de propagación de la epidemia de COVID-19, empezando por Corea del Sur, Irán e Italia.

Corea del Sur registró este sábado tres nuevos muertos (16 en total) y otros 594 casos de contagio por coronavirus, el mayor aumento diario hasta la fecha, que eleva el total a 2.931 personas infectadas.

Según la radio BBC Persian, que cita fuentes médicas, al menos 210 personas han muerto en Irán.

Estas cifras fueron negadas por el portavoz del ministerio de Salud iraní, Kianuche Jahanpur. "El medio de comunicación de la reina @bbcpersian, preocupado por mantenerse por delante de las redes sauditas y albanesas en la carrera por difundir mentiras, da a su audiencia una cifra falsa en lugar de la verdadera, sin mencionar la fuente", reaccionó en Twitter.

Según datos oficiales, Irán cuenta con un total de 34 muertos y 388 casos. Se trata del saldo de decesos más importante fuera de China.

El coronavirus ya ha infectado a más de 5.000 personas y ha causado más de 80 muertos fuera de China.

- Virus sin fronteras -

"Estamos en un momento decisivo", declaró el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien subrayó que durante los últimos dos días el número diario de contagios en el mundo había sido superior al de los registrados en China.

En este contexto de incertidumbre, las Bolsas asiáticas y europeas se desplomaron el viernes.

Las pérdidas sufridas por las acciones europeas desde el viernes pasado (en torno al 12%-13%) son las más importantes desde la crisis financiera de 2008-2009, cuando la economía entró en recesión.

A medida que el virus se propaga, la actividad económica mundial va perdiendo fuelle.

La actividad del sector manufacturero en China cayó a un mínimo histórico en febrero.

En Japón, el complejo de parques temáticos Tokio DisneyLand y Tokio DisneySea anunció que permanecerá hasta el 15 de marzo.

En Ginebra, el Salón del Automóvil, una importante cita del sector, fue cancelado, al igual que la reunión anual de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) prevista en Lausana.

También fue suspendido el salón internacional del Turismo en Berlín.

La epidemia también afectó a la gira del grupo de K-pop surcoreano BTS, que anuló varios conciertos.

Ante la crisis sanitaria, el Fondo Monetario Internacional (FMI) previó un plan de emergencia para ayudar a varios países.

En Europa, Italia, donde el coronavirus contagió a 650 personas y causó 17 muertos, se acabó convirtiendo en un foco de difusión de la epidemia COVID-19.

Los ministros de Salud de la Unión Europea se reunirán el 6 de marzo para evaluar la situación.

burs-mis/jvb/erl