Envueltos en plástico, no habrá picnic para osos de peluche en Hungría hasta el fin de la pandemia

Krisztina Fenyo
·2  min de lectura

Por Krisztina Fenyo

HARSANY, Hungría, 12 ene (Reuters) - En una pequeña localidad del este de Hungría, más de 20.000 osos de peluche están "hibernando" en un almacén, a la espera de que la pandemia de coronavirus cese su avance para poder llevar felicidad a los niños en guarderías locales.

Valeria Schmidt, apodada "mamá de los osos de peluche", observa su preciosa colección de peluches, ahora envueltos en bolsas de plástico, dispuestos a un sueño históricamente largo debido a que Hungría atraviesa por un confinamiento parcial para moderar los rebrotes.

"Yo regalo osos de peluche en las guarderías, a familias pobres y otros niños en edad preescolar. Hago exhibiciones para las instituciones que reciben niños, una especie de esquina terapéutica con entre 30 y 50 peluches con los que los niños pueden jugar", dijo Schmidt.

"Desafortunadamente, debido a la situación del virus, no puedo hacer esto ahora".

Schmidt, de 62 años y que tiene cuatro hijos adultos, ha estado recolectando osos de peluche durante 40 años y entró en el Libro de Récords Guinness en 2019 por tener la colección más grande del mundo.

Su pasión por los osos proviene de los traumas de su niñez. Los padres de Schmidt se divorciaron cuando ella tenía cuatro años, creció en muy malas condiciones y su madre bebía mucho.

"No solo no teníamos juguetes, sino que apenas teníamos ropa", dijo. "Por eso quería un osito de peluche para poder abrazarlo y obtener un poco de amor".

Abraza y acaricia sus ositos muchas veces al día y dice que le han curado el alma.

"Ahora estos ositos compensan todo el hambre, todo el desamor, la falta de juguetes y muchas cosas. Sobre todo cuando veo a los niños venir a ver mi exposición y veo la alegría y la felicidad en sus ojos".

(Escrito por Krisztina Than. Editado en español por Marion Giraldo)