Envidia y llaves paralizantes: los líos detrás de The A-Team

Felipe Sasso
·2  min de lectura

Explosiones y vehículos que vuelan por el aire. Una marcha militar da paso a una breve narración, aquella que cuenta la historia de un grupo de comandos acusados injustamente por un tribunal militar de un crimen que no cometieron.

Ellos lograron escapar y ahora, prófugos del gobierno, buscan con todos sus medios hacer justicia. De esta forma comenzaba la popular serie The A-Team (Brigada A o Los Magníficos), que tuvo su mayor momento de fama durante la segunda mitad de la década de los ochenta.

Sin embargo, en la vida real, la relación entre los actores estaba lejos de ser la adecuada para un equipo.

La imagen muestra a los protagonistas de la serie The A-Team.
La imagen muestra a los protagonistas de la serie The A-Team.

Había mucha envidia y roces motivados por problemas de ego, especialmente entre dos de sus actores: George Peppard (interpretaba a John Hannibal Smith) y Bosco Albert Baracus (Mr. T fuera del set).

Peppard, famoso por su mal carácter, no podía entender cómo Mr. T tuviera más fama que él, considerando que el veterano actor era dueño de una respetada carrera que lo había llevado a participar en Desayuno en Tiffany, junto a Audrey Hepburn.

La relación era tan mala, que ambos prácticamente no se hablaban durante las filmaciones, y esto se intensificó cuando Peppard supo que Mr. T ganaba más que él.

Los otros actores debían actuar como mediadores, mientras Peppard se refería a su compañero apenas diciendo “el señor con las cadenas de oro colgando”.

La serie de disputas habría tenido su punto más alto, cuando Peppard, reconocido racista, le aplicó una llave inmovilizante a Mr T que le provocó una severa lesión.

La relación nunca se recompuso y ambos siguieron caminos muy distintos. Por un lado, el experimentado actor enfermó de cáncer y falleció en 1994, mientras que el intérprete de Mario Baracus continuó una mediocre carrera.

Hay que aclarar que ninguno de los dos intérpretes era “fácil de llevar”. Dos de las actrices que formaron parte de la producción (Amanda Culea y Marla Heasley) fueron despedidas luego de pelear con Peppard.

En tanto, Mr. T estuvo a punto de dejar la serie luego de abandonar súbitamente el rodaje porque en su habitación se había descompuesto el aire acondicionado, además de haber encontrado a seis personas del equipo de producción comiendo en un espacio que él había reservado.

El actor terminó reconociendo su error y volvió al set, pero la relación con el equipo ya nunca fue la misma.

Mr. T vivió un nuevo episodio polémico a raíz del estreno de la película The A-Team, de 2010. En aquel momento, el actor se negó a realizar un cameo en la cinta ya que consideraba una falta de respeto aparecer sólo como una figura secundaria.

Si bien la película no tuvo mucho éxito, sirvió para recordar una de las series más conocidas de los ochenta, especialmente para los amantes de la acción y que fue estrenada, precisamente un día como hoy, 23 de enero, pero de 1983.