La enviada de la ONU visita Chipre para tantear un nuevo esfuerzo por la paz

Agencia EFE
·2  min de lectura

Nicosia, 11 dic (EFE).- La enviada especial para Chipre de las Naciones Unidas, Jane Holl Lute, realizó este lunes una breve visita a Chipre, en el marco de los esfuerzos de la ONU para desbloquear las negociaciones de paz en la isla, en un punto muerto y que llevan décadas sin ofrecer avances.

El objetivo de la visita era sondear si hay suficiente base para organizar una conferencia internacional el próximo febrero, en la que además de la ONU y las comunidades greco y turcochipriota, participarían Grecia, Turquía y Reino Unido, los países garantes de la independencia de Chipre en 1960.

Con el fin de averiguar los puntos en común entre las partes, Lute se reunió hoy con el presidente de Chipre, Nikos Anastasiadis, que actúa como líder de la comunidad grecochipriota, y con el nuevo líder turcochipriota, Ersin Tatar.

Tras su reunión con Anastasiadis, el portavoz del Gobierno, Kyriacos Kusios, aseguró que fue una "discusión constructiva" y que el presidente reiteró su voluntad de participar en la conferencia organizada por la ONU y su deseo de que ésta sirva para reanudar las conversaciones y encontrar una solución a la cuestión chipriota dentro del marco acordado.

La base de las negociaciones para lograr la unificación de Chipre es la creación de un Estado federal, bizonal y bicomunal, surgido de dos Estados constituyentes -uno grecochipriota y otro turcochipriota- con una única soberanía, una ciudadanía y una personalidad internacional.

Sin embargo, desde la elección de Tatar como nuevo líder turcochipriota éste ha dejado claro que su agenda difiere de este objetivo, que sí persigue Anastasiadis.

Tatar insiste en que a la luz de las condiciones de la región y de la isla, su mandato es lograr la partición de Chipre con dos Estados soberanos con estatus internacionales iguales.

Asimismo, Tatar y Turquía insisten en mantener tropas militares turcas en Chipre, para garantizar la seguridad de los turcochipriotas.

En 1974 Turquía ocupó militarmente la parte septentrional de Chipre y hoy en día mantiene a unos 30.000 soldados turcos en esa zona.

(c) Agencia EFE