Envían a prisión en España a exjefe de Pemex implicado en caso Odebrecht

1 / 2

El exdirector de la petrolera estatal mexicana Pemex Emilio Lozoya (C), es trasladado a prisión por la policía española, el 13 de febrero de 2020 en Marbella

El exdirector de la petrolera estatal mexicana Pemex Emilio Lozoya (C), es trasladado a prisión por la policía española, el 13 de febrero de 2020 en Marbella (AFP | JORGE GUERRERO)

Un juez español envió este jueves a prisión provisional a Emilio Lozoya, exdirector de la petrolera estatal Pemex y principal implicado en México en la trama internacional de corrupción de la brasileña Odebrecht, solicitado por la justicia de su país, informó el tribunal.

El juez Ismael Moreno de la Audiencia Nacional, alta jurisdicción a cargo de las extradiciones, "ha acordado la prisión provisional incondicional y comunicada del exdirector de la compañía Pemex", indicó la corte en un comunicado.

Lozoya, un muy cercano colaborador del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018), fue detenido el miércoles "en los alrededores de una urbanización de Málaga", Andalucía (sur), según explicó la policía española.

Sobre Lozoya pesa una solicitud de "extradición cursada por las autoridades judiciales mexicanas por delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, que en España se corresponde con blanqueo de capitales", detalló la Audiencia Nacional.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, confió en que se logrará la extradición del empresario a su país.

"Es una investigación que está en curso, es una acusación con pruebas. Por eso su detención en España", señaló en su habitual conferencia matutina.

En su auto, el tribunal dio 45 días a México para presentar formalmente "la solicitud de extradición por vía diplomática", durante los cuales Lozaya permanecerá detenido.

El de Lozoya es el primer arresto de un funcionario mexicano de alto nivel en torno al caso del grupo brasileño Odebrecht, un amplio esquema de corrupción que salpicó a varios países latinoamericanos, entre ellos Perú, donde tres expresidentes están bajo investigación y otro, Alan García, se suicidó en abril al ser detenido.

Una orden de captura pesaba sobre Lozoya y tres de sus familiares desde julio de 2019 y se presumía que permanecía prófugo en Alemania.

Es señalado por haber recibido sobornos millonarios de Odebrecht, que habrían sido destinados a la campaña presidencial de Peña Nieto, donde se desempeñaba como encargado de asuntos internacionales.

También se le acusa de haber autorizado, cuando ya era director de Pemex, la compra de una planta de fertilizantes por cerca de 500 millones de dólares, un precio excesivo en vista del mal estado de sus instalaciones, según el gobierno y la opinión de expertos de la industria.

Por este último caso fue detenido en mayo de 2019 en Palma de Mallorca (este) el empresario mexicano Alonso Ancira Elizondo, también a solicitud de la justicia de su país, por presuntamente estar involucrado con la venta de la planta de fertilizantes en desuso por casi 500 millones de dólares.

Lozoya, quien renunció en 2016 a Pemex presionado por las crecientes denuncias en su contra, ha rechazado todas estas acusaciones.