Entrevistamos al Dúo Dinámico: 'No tiene precio que una obra tuya esté ayudando tanto'

Resistiré se ha convertido en estos momentos de incertidumbre en una tabla de salvación para todos. La letra de esta canción, del Dúo Dinámico, resuena cada día en nuestros balcones para animarnos los unos a los otros y para dar las gracias a todo el personal sanitario que sigue al pie del cañón intentando que el coronavirus no se lleve más vidas por delante. A Manuel de la Calva y Ramón Arcusa les emociona "saber que es interpretada por tantas gargantas al mismo tiempo" y que su letra, llena de esperanza, "sirva para aunar voluntades y sentirse más responsable ante esta crisis". Además, les reconforta que este tema nos esté ayudando a "resistir, a dominar el cansancio y nuestra falta de libertad de movimientos y mantener el anhelo de que todo esto sea un mal sueño". 

VER GALERÍA

El Dúo Dinámico

¿Qué sentís al saber que Resistiré está ayudando a tanta gente en estos duros momentos?
Ramón: Nos hace inmensamente felices. No existe, probablemente en el mundo nada mejor que tener esa sensación, la de que una pequeña obra tuya -como es una canción- esté ayudando tanto. No tiene precio.

¿Vosotros también salis al balcón a aplaudir y bailáis con vuestra canción?
Ramón: Bueno, yo vivo en Miami y aquí se conoce poco nuestro Resistiré y tampoco hay barrios como en otras ciudades con edificios y vecinos. Manolo sí me ha dicho que ha salido alguna vez en su barrio. La verdad es que, ver tantos vídeos que nos mandan desde toda la geografía hispana cantando Resistiré es muy emocionante.

¿Cómo estáis pasando la cuarentena?
Manuel: Pues en casa, como todo hijo de vecino. Últimamente no hemos dado abasto a responder a entrevistas, programas de radio... mucho ordenador y teléfono, y eso nos ha tenido muy ocupados. También en contestar en las redes sociales a todos aquellos que se interesan o simplemente agradecen que hiciéramos la canción. Yo hago ejercicios en casa y Ramón me ha dicho que también los hace. Y escuchar las novedades que van a pareciendo, leer y aprovechar para ver alguna serie… Si un guionista hubiera ofrecido a Netflix hacer una serie con lo que le está pasando al mundo de verdad, la hubieran rechazado por irreal.

¿Qué es lo primero que os gustaría hacer cuando todo esto pase?
Ramón: Por supuesto, poder hacer todos los conciertos que ya teníamos programados, al igual que cada verano. Eso significaría que esta absurda crisis ya ha pasado y que estaríamos recuperando nuestra vida cotidiana, que no sería poco.

Además de las fuerzas que transmitis a todos los españoles con Resistiré, ¿qué mensaje os gustaría hacer llegar a la población?
Manuel: Creo que de esta vamos a salir más fuertes como personas y como país. Hemos podido ver el esfuerzo hasta la extenuación que han hecho especialmente médicos y enfermeras, los CCSSEE, pero también hemos visto mucha solidaridad: jóvenes que desinteresadamente ayudaban a mayores y necesitados a hacer la compra o a bajar la basura…

Ramón: A veces pienso que ocurren catástrofes para que los humanos paremos, nos miremos al espejo y comprobemos, en la imagen que nos devuelve, que no todo lo estábamos haciendo bien: hemos disfrutado de muchísimas cosas que no apreciábamos lo suficiente en esa vida comodona que nos hemos ido dando. Creo que de este mal sueño vamos a salir reforzados como personas y como país. España va a estar más fuerte y unida que nunca.

Ahora estamos centrados en superar esta crisis sanitaria, pero... ¿os asusta lo que pueda venir después?
Manuel: Hay signos claros, como está sucediendo en China, de que la pandemia se ha extinguido o está claramente en recesión. Estas semanas próximas serán decisivas. Somos positivos: Resistir y mantener la espera con esperanza.

¿Alguna vez pensaron que su canción se podría convertir en un himno de resistencia en una situación tan dramática como la crisis del coronavirus?
Ramón: Tan dramática, no, pero la canción lleva años utilizándose por entidades sociales diversas para dar fuerza y sobrellevar situaciones negativas. Ha sido y es himno de muchas asociaciones de Alzheimer, Parkinson, de niños con cáncer, de albergues juveniles… Y a nivel personal, ni te cuento: para soportar situaciones de todo tipo, de amoríos, de enfermedades, de trabajo… La cantidad de mensajes que recibimos de la ayuda que ha supuesto para tantos y tantos, hace que haya merecido la pena de dedicarnos a la música solo por eso.

¿Conocen alguna otra lucha social o similar en la que se haya usado su canción como himno?
Manuel: Pues sí. Concretamente en Argentina cuando lo del corralito, hacia 1992 se convirtió en el himno nacional. Había programas de radio con ese nombre, y hasta hicieron una serie para TV con el título. También se usó cuando lo del 15-M, y muchos partidos han hecho vídeos con nuestra canción de fondo.

¿Alguna vez se ha usado en algún contexto que no les haya gustado?
Ramón: Creo recordar que hubo un par o tres de veces en que pedimos desautorizarla porque la letra –que la habían cambiado por otra– nos parecía ofensiva y se apartaba demasiado del sentir de la original. También se ha usado mucho para vídeos de partidos políticos, generalmente de manera positiva.