La última entrevista de Raffaella Carrá: “Diego Maradona era un mascalzone, pero generosísimo”

·4  min de lectura
Raffaella Carrá murió hoy, a los 78 años, durante 2020 prefirió no trabajar y las restricciones sanitarias en su país, muy afectado por el coronavirus, la entristecieron
Raffaella Carrá murió hoy, a los 78 años, durante 2020 prefirió no trabajar y las restricciones sanitarias en su país, muy afectado por el coronavirus, la entristecieron

ROMA. – En diciembre último, Raffaella Carrá, quien murió hoy a los 78 años y que era en Italia una verdadera institución, dio una de sus últimas entrevistas a Sette, la revista del Corriere della Sera.

Se acercaba en Italia una Navidad blindada y trastornada por el encierro y las restricciones para combatir la pandemia y Raffaella no ocultó estar bajoneada. Admitió, en efecto, que su buen humor y energía no le habían impedido tener mucho miedo, que había pasado el año encerrada, sin trabajar, porque no soportaba la idea de trabajar con distancia social y tapabocas. “Ahora soy más ansiosa que antes, extraño mucho la libertad (...).Justamente hace unos días me pregunté: ¿Cuáles son las cosas lindas ocurridas en 2020? Ninguna, nada”, confesó. Y al contar que para Navidad ni siquiera sus adorados sobrinos iban a poder juntarse con ella en Roma, fue más allá. “Quizás era mejor cancelarla este año”, disparó.

Esa última entrevista tuvo lugar meses después de que el diario británico The Guardian le dedicara una gran nota nota –titulada “Raffaella Carrà: the Italian pop star who taught Europe the joy of sex” (Raffaella Carrà: la estrella pop italiana que le enseñó a Europa la alegría del sexo), en la que recordó que la gran actriz y bailarina “le enseñó a las mujeres que tener libre albedrío en su habitación no era escandaloso”. El diario británico también destacó que con sus canciones y coreografías, Carrá se volvió un ícono gay.

El 24 de octubre de 2005 Raffaella Carrá visitó a Diego Maradona en su ciclo "La noche del 10" de eltrece
HO / CANAL 13


El 24 de octubre de 2005 Raffaella Carrá visitó a Diego Maradona en su ciclo "La noche del 10" de eltrece (HO / CANAL 13 /)

Preguntada sobre si se reconocía en este retrato y si era cierto que ella había ayudado a los italianos a vivir el sexo con alegría, la diva contestó que “si es así, soy feliz”. “Claro, las mujeres italianas me tienen mucha simpatía porque no soy una comehombres: se puede tener sex appeal y también dulzura e ironía, no hay que ser a la fuerza Rita Hayworth”, razonó.

Cuando le preguntaron si había ayudado a la liberación femenina con su forma de ser “transgresora a la italiana”, contestó: “puedo decir que Lucía Bosé contó que, el día que llegué a Madrid –en 1975, recién había muerto Francisco Franco-, presentándome en televisión provoqué el despertar de las mujeres españolas, que volvieron a creer en ellas mismas”. Y comentó que en la Italia de la década de los 70, cuando el mundo católico italiano se escandalizaba por su ombligo al aire, shorts y bailes, “evidentemente, sin darme cuenta, estaba rompiendo los esquemas”. “Quizás porque bailaba de modo libre, fuerte, comunicaba energía, no una sensualidad excesiva. Y entonces fue más fácil hacer pasar un mensaje de libertad”, afirmó, con humildad.

En esa última entrevista, Raffaella también reconoció “el gran dolor” que le provocó la muerte de su amigo argentino, Diego Armando Maradona (el 25 de noviembre de 2020), a quien le había mandado un video para desearle un feliz cumpleaños. “Yo, que no amo hacer videos para los amigos, había hecho una excepción y filmé uno breve para sus 60 años. Se lo mandaron y me dijeron que cuando lo vio, se emocionó. Éramos realmente amigos. Era un mascalzone (sinvergüenza), pero generosísimo, capaz de impulsos increíbles, pese a su vida peligrosa, entre droga y alcohol”, dijo.

Murió Raffaella Carrá
ANSA


Maradona con Claudia Villafañe y sus hijas aún pequeñas, en la TV italiana junto a Raffaella Carrá (ANSA/)

Contó, además, que una noche, en 2001, Diego fue a cenar a su casa romana, junto al periodista Gianni Miná. Como ella iba a conducir el festival de San Remo, Diego le propuso acompañarla. “Yo le contesté: ‘Diego, en este momento has sido detenido en el aeropuerto porque tienes problemas con el fisco ¿y querés hacer San Remo? Yo estaría feliz, para mí sería un gran golpe, pero te lo digo por tu bien: no vas a ganar ni un peso, te sacará todo el Estado y la prensa te masacrará’. Y él, como un chico, replicó: ‘¿En serio? ¡Pero no fue mi culpa!”. Y se fue como un perro apaleado”, evocó.

Finalmente, al lamentar que probablemente se desencadenaría una “telenovela” sobre la herencia del Diez, comentó, simpática como siempre: “Digo yo, bendito hombre ¿no podía usar preservativo? Siguen saliendo a la luz hijos ilegítimos. Qué caballo loco Diego, pero de pura raza”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.