Entrevista con Jaime Perczyk: “Hay que garantizar la presencialidad plena y la conectividad”

·5  min de lectura
El ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk
Archivo

Lleva apenas tres meses de gestión, luego de haber reemplazado a Nicolás Trotta en el cargo, y tiene varios frentes abiertos en simultáneo. Mientras las playas están arrebatadas de gente, en lo que se considera que puede ser una de las mejores temporadas de verano de la última década, y con una suba exponencial de los casos de Covid-19 en medio de la tercera ola, el ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk, está enfocado en el comienzo del próximo ciclo lectivo.

Para él no es prematuro pensar en el regreso a clases, sino todo lo contrario. Quedan unas ocho semanas de trabajo intenso, con el objetivo de llegar a marzo con más del 70% de los estudiantes vacunados y una presencialidad robustecida. El escenario epidemiológico actual no es el más alentador, pero Perczyk está convencido de que no hay otra forma de arrancar el próximo ciclo escolar que no sea con los chicos en el aula.

Pase sanitario: ¿la vacunación contra el Covid será una condición para ir a la escuela?

En una charla con LA NACION en el Palacio Sarmiento, donde el equipo que trabaja con él está físicamente todos los días, Perczyk reconoce que aún la Argentina tiene muchas escuelas sin conectividad, que el mapa en materia de educación es diverso y muy desigual, y que uno de los objetivos centrales de su gestión será el de recuperar a ese millón de estudiantes que durante la pandemia abandonaron los estudios.

“No es prematuro pensar en el inicio de clases. Creemos que el próximo ciclo tiene que ser potente”, dice Perczyk, y cuenta que entre las principales acciones están la campaña “Vacunate para ir a la escuela”, la compra de más de ocho millones de libros de texto para los niveles inicial y primario, y la conectividad para todas las escuelas.

"Todos vamos a trabajar para recuperar esa cotidianeidad y el derecho de los chicos de aprender", dijo el ministro Perczyk
"Todos vamos a trabajar para recuperar esa cotidianeidad y el derecho de los chicos de aprender", dijo el ministro Perczyk


"Todos vamos a trabajar para recuperar esa cotidianeidad y el derecho de los chicos de aprender", dijo el ministro Perczyk

“Hay que conectar a todas las escuelas, y eso es una responsabilidad compartida con las provincias. En la Argentina, hay lugares donde hay todo y otros donde no hay nada. La conectividad para todas las escuelas tiene que ser con una política concurrente y con pluralidad de empresas oferentes. El objetivo este año es conectar a unas 12.000 escuelas, pero eso no significa que les llegue el cable de internet a la puerta del colegio, como sucede ahora en algunos casos. Estamos trabajando en todo el proceso, y llevamos una gran cantidad de pisos tecnológicos ya instalados [un sistema integrado que abarca las redes eléctricas, de datos e inalámbrica, necesarias para establecer una comunicación entre las computadoras y el servidor local]”, anticipa Perczyk. Y detalla que el objetivo es sumar para abril próximo 2500 escuelas; en mayo, 2500 más, hasta concluir el año con un total de 12.000.

-Con el escenario epidemiológico actual y la suba en los contagios, ¿teme que el año escolar pueda fluctuar entre la presencialidad y la enseñanza remota?

-No, el 2022 estará signado por la presencialidad. Los 190 días de clases fueron acordados por todas las jurisdicciones, y todos vamos a trabajar para recuperar esa cotidianeidad y el derecho de los chicos de aprender.

-¿Cuáles son las estrategias para jerarquizar la presencia de los estudiantes en el aula?

-La primera, en términos sanitarios, es avanzar en la vacunación. Creemos que con la campaña y el acuerdo en el Cofesa [Consejo Federal de Salud] vamos a llegar a marzo con más del 70% de los chicos vacunados. Ya hay una importante cantidad de jurisdicciones que avanzaron con las postas de vacunación en las escuelas. Hay que vacunar mucho en las escuelas, porque eso reportará un avance significativo. Ahora estamos con la escuela de verano y tenemos que aprovechar la presencia de los chicos y las familias.

Otra de las herramientas que menciona el ministro es la compra de libros de texto para todos los estudiantes de jardín de infantes y primaria. “Estamos comprando ocho millones de libros, para que esa presencialidad sea plena de aprendizaje. Son libros que cada jurisdicción eligió, que pertenecen a doce sellos editoriales diferentes. Son libros que los chicos van a llevar y traer de la escuela a sus casas, y los maestros tendrán los suyos. Lo mismo para fortalecer el nivel inicial. Creemos que la Argentina tendrá dificultades en ese primer ciclo, por eso hay que fortalecer los procesos de alfabetización inicial.

-¿Cuántos estudiantes regresaron a la escuela de ese millón que la habían abandonado durante la pandemia?

-La evaluación es positiva. Hemos recuperado a más de 500.000 chicos. Muchos de ellos no necesariamente habían abandonado la escuela, sino que tenían una gran intermitencia. Mayoritariamente son adolescentes y jóvenes del nivel secundario, pero también perdimos chicos en la primaria y el nivel inicial. En estos últimos casos se trabaja más con las familias, pero con los jóvenes la situación es más compleja, porque hay que convencerlos de que ahí [en la escuela] tienen un proyecto de vida, de que si ellos terminan el secundario hay un mejor futuro para todos. Pero esa intermitencia no siempre es un problema de los chicos: si un estudiante no tiene computadora y no se puede conectar, la dificultad no es de ellos. Por eso hay que garantizar la presencialidad plena y la conectividad.

Perczyk, junto a la ministra de Salud, Carla Vizzotti, al anunciar el comienzo de la vacunación para los más chicos
Perczyk, junto a la ministra de Salud, Carla Vizzotti, al anunciar el comienzo de la vacunación para los más chicos


Perczyk, junto a la ministra de Salud, Carla Vizzotti, al anunciar el comienzo de la vacunación para los más chicos

-¿Qué opina de las pasantías laborales para los alumnos del secundario?

-Creo que los chicos tienen que tener en la escuela más conexión con el mundo del trabajo. Las pasantías laborales, las prácticas profesionalizantes son fundamentales. Lo que yo cuestiono es que un estudiante no debe reemplazar un puesto de trabajo. La pasantía como práctica educativa es clave, pero esas pasantías tienen objetivos y reglas diferentes a los del mundo de los trabajadores. Los estudiantes tienen que ir [a las empresas] para aprender algo en el marco de un plan de estudios. Insisto, creo que vincular la escuela con el mundo del trabajo es fundamental. La Argentina tiene una regulación sobre este tema. Estoy de acuerdo y creo que hay que incentivarlas.

-¿Para los estudiantes universitarios también habrá presencialidad plena?

-Sí. Los cursos de verano ya comenzaron con presencialidad. Lo que sucede es que en la educación superior, las universidades pueden dictar hasta el 30% de algunas carreras a distancia. Esa modalidad seguirá igual, ya funcionaba así antes de la pandemia, pero la regla general es la presencialidad.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.