Entrevista AP: Wallace adquiere voz en la NASCAR

JENNA FRYER
En esta foto del 10 de junio de 2020, el piloto Bubba Wallace es entrevistado delante de su bólido, ates de una carrera de la Cup Series de la NASCAR en Martinsville, Virginia (AP Foto/Steve Helber)

CHARLOTTE, Carolina del Norte, EE.UU. (AP) — Bubba Wallace tiene de su lado a Spike Lee y a Demi Lovato desde que se convirtió en el principal promotor de un cambio en la NASCAR.

En cambio, no ha recibido normalmente mucho apoyo de las empresas del país.

Wallace es el único piloto negro que compite a tiempo completo en la máxima categoría de la NASCAR y ha tenido que hacer malabares durante toda su carrera para obtener dinero de patrocinadores.

Ahora, ha asumido un papel protagónico como activista, tras instar con éxito a que la NASCAR prohibiera mostrar la bandera confederada en sus carreras y al encabezar la conversación con sus colegas sobre la igualdad racial. Pero los amigos que ha hecho con dichos gestos son en su mayoría celebridades y público en general.

La escudería Richard Petty Motorsports no ha sabido de algún nuevo patrocinador potencial que busque apoyar a Wallace en la pista.

“No, nada”, dio Wallace el viernes, durante una entrevista con The Associated Press. "Están sucediendo muchas cosas, y una parte de mí piensa: ‘¡Diablos!, siempre me dijeron que ganar haría que llegaran los patrocinadores’. Ganamos un par de veces y nunca llegaron.

"No estoy haciendo esto por el patrocinio", recalcó. “Lo estoy haciendo porque creo en esto. Si los patrocinadores llegan, estarán mostrando apoyo, que creen en el mensaje y que se alinean con los mismos valores principales que yo tengo. Eso es importante”.

El piloto de 26 años recibió numerosos elogios durante la carrera del miércoles por la noche, en la que llevaba pintado el lema “Black Lives Matter” en el emblemático bólido número 43 que hizo célebre su jefe Richard Petty, miembro del Salón de la Fama. Encima del capó, mostraba el diseño las manos de dos personas, una negra y una blanca, que se estrechan

La oportunidad de que la escudería apoyara a Wallace con la incorporación de la consigna y la imagen se abrió sólo porque ninguna empresa había comprado el espacio del capó para colocar ahí un anuncio.

Entre los auspiciadores del equipo figuran la Fuerza Aérea, Coca-Cola y McDonald's para 16 carreras de este año. Hay espacio disponible para 20 marcas más.

Las últimas dos semanas han sido como un remolino para Wallace. Pero después de todo, se sintió cómodo con el papel de pionero de una causa, que nunca había buscado.

Entendió desde el principio que su ascenso en la NASCAR le había dado una plataforma que debía usar en forma responsable. En 2013, su victoria en una carrera de la serie de camionetas representó la primera por parte de un afroestadounidense y ayudó a catapultarlo a la Cup Series, la máxima categoría.

Cuatro años después, fijó en su cuenta de Twitter un mensaje que sigue ahí hoy.

“Sólo hay un piloto de raíces afroestadounidenses en el máximo nivel de nuestro deporte. Yo soy ese piloto. No van a dejar de oír durante años acerca del ‘piloto negro’. Acéptenlo y disfruten el viaje", dice.

No siempre ha sido fácil sentirse cómodo en ese papel. Wallace tardó algunos días en manifestar su opinión luego que su colega Kyle Larson fue despedido por proferir un insulto racista durante una carrera virtual en medio de la pandemia

Incluso el mes pasado, cuando George Floyd pereció bajo custodia policial en Minneapolis, Wallace no fue el primer piloto en pronunciarse acerca de la desigualdad racial.

Entender el motivo requiere de un vistazo a su niñez. Wallace es de padre blanco. Nació en Alabama, pero se crio en Concord, Carolina del Norte, el área en la que tiene su base de operaciones la mayoría de los equipos de la NASCAR. Se sintió atraído por el automovilismo, más que por otros deportes, y ha dicho que, en cierto modo, estuvo protegido de la discriminación racial en su juventud.

Su padre no toleraba comentarios racistas ni ignorantes, y se encargó de manejar todas las experiencias negativas que el hijo encontró en las pistas.

“Por lo que he pasado antes de todo esto, no he tenido una experiencia tan mala como la de otros afroestadounidenses en la comunidad”, dijo Wallace. “Los encuentros negativos que tuve fueron muy pocos, aunque fuertes. Aquellos que hubo con la policía fueron también pocos pero se destacaron”.

Wallace recuerda algunos comentarios desdeñosos que le hacían. “¿Te alcanza el dinero para comprar este auto?", le llegaron a decir algunos. Otros suponían que vendía drogas para poderse pagar sus lujos.

La muerte de Floyd no fue necesariamente un parteaguas para Wallace. Dijo a la AP que comenzó a definir su postura ante el racismo en mayo, cuando vio un video de Ahmaud Arbery, un hombre afroestadounidense abatido a tiros mientras se ejercitaba en Georgia. Dos sujetos blancos están acusados de matarlo.

En declaraciones a la TV, el cineasta Lee calificó a Wallace como su “hermano”, y lo felicitó por la iniciativa que derivó en la prohibición de la bandera confederada. La actriz y cantante Lovato escribió que era “gran admiradora” de Wallace, y lo calificó incluso como su “amor platónico”, algo que ha derivado en bromas con Amanda, la novia del piloto.

Wallace dice que ahora reconoce que no debe desperdiciar la plataforma que tiene.

“Somos mucho más que sólo pilotos de un auto de carreras”, comentó . “Somos embajadores. Somos líderes de nuestras propias marcas, y en la vida pasan cosas, y uno tiene que pronunciarse por aquello que es correcto. Ello nos da un papel totalmente nuevo. No está en la agenda que ustedes ven, pero si leen la letra pequeña, es parte de convertirse en un deportista y de subir con ello a un pedestal”.