El entrenamiento inhumano del grupo de élite de la Marina de Taiwán deja destrozados a sus soldados

Entrar a formar parte de los grupos de élite de los ejércitos no es nada sencillo. Requiere de mucho tiempo de preparación, unos entrenamientos durísimos y unas pruebas de acceso que ponen al límite física y mentalmente a los soldados. Lo saben bien los miembros de la Unidad de Patrulla y Reconocimiento Anfibio (ARP) del Cuerpo de Marines de Taiwán.

Este grupo de élite, similar a los SEAL de la Marina de los Estados Unidos, realiza unas durísimas pruebas de acceso que solo unos pocos privilegiados superan. Duran 10 semanas en las que apenas tienen tiempo para dormir y deben realizar largas travesías por el mar, soportar condiciones extremas o trabajar en aumentar su capacidad de aguante bajo el agua, entre otros ejercicios.

La isla de Taiwán es reclamada por China y, en caso de guerra, los soldados de este grupo, conocidos como hombres rana, tendrían que cruzar el estrecho que les separa de su poderoso vecino en pequeños botes para explorar ubicaciones enemigas y atacar. El objetivo de estos duros entrenamientos es otorgarles una voluntad de hierro para que sean capaces de completar su misión.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.