El entrenador de los Dolphins advierte sobre el peligro de los Browns

MATIAS J. OCNER/mocner@miamiherald.com

El entrenador de los Dolphins (6-3) Mike McDaniel advirtió que los Browns de Cleveland (3-5) serán más dificíles de lo que muchos piensan en el choque del domingo (1 p.m. TV: CBS. Radio: 560 WQAM, KISS 99.9; 1140 AM en español con Roly Martín y Eduardo “Vikingo” Martell) en el Hard Rock Stadium en Miami.

Los Dolphins vienen en racha de tres victorias consecutivas y los Browns de una semana de descanso tras un gran triunfo 32-13 sobre los campeones reinantes de la Conferencia Americana, los Bengals de Cincinnati.

“Cleveland es capaz de vencer a cualquiera en la NFL y eso no se puede decir de todos los equipos de la liga”, advirtió McDaniel. “Puedo asegurar que no duermo por estudiarlos. Se trata de un buen equipo y si no estamos bien afinados puede hacernos mucho daño”.

De los cinco partidos perdidos que llevan los Browns, solo contra los Patriots de Nueva Inglaterra fue por amplio margen (15-38). Los otros cuatro fueron por una diferencia no mayor de tres puntos.

Los Browns son el tercer equipo en la liga en acarreo y su ofensiva comandada por Jacoby Brissett, quien la campaña pasada fue quarterback de los Dolphins, en su totalidad se ubica en el séptimo lugar.

Hasta antes de su victoria sobre los Bengals, Cleveland figuraba penúltimo en la liga en puntos permitidos, ahora marcha en el puesto 24 en ese renglón.

Su estrella es el running back Nick Chubb, primo de Bradley, el linebacker recientemente adquirido por los Dolphins con un contrato de $110 millones.

Debe salir fuego de esta reunión familiar. Nick lleva 841 yardas corridas en la presente temporada, más de 100 yardas por partido.

“No solo tienen [los Browns] a Nick, sino a dos magníficos running backs”, expresó Bradley Chubb. “Siento que Nick está en su propia liga, hace muchas cosas geniales. Es uno de esos tipos que se vuelve más fuerte conforme avanza el juego. Cuanto más lo golpeas mejor responde. Lo mismo Kareem Hunt. Nos espera un gran desafío”.

Bradley Chubb adelantó que enfrentarán a un rival muy físico, con una línea ofensiva recia, los running backs muy movedizos y un muy buen cuerpo de recibidores.

“Frente a los Browns uno no puede entrar a la cancha pensando en su récord”, explicó Bradley. “Tampoco que los vamos a pasar por encima. Debemos salir con todo y jugar nuestro mejor football”.

Los Dolphins toman sus precauciones y se tienen mucha confianza. El proceso con el novato entrenador McDaniel dio sus frutos desde el inicio. Y los jugadores creen en él.

“McDaniel tiene la habilidad de adaptar nuestra ofensiva a lo mejor que sabemos hacer”, comentó el quarterback Tua Tagovailoa. “Tyreek [Hill], Jaylen [Waddle], yo y el resto de los muchachos hacemos lo que el entrenador encuentra que son nuestros puntos más fuertes y lo que más nos gusta hacer. Ahí están los resultados”.

Hill y Waddle se han combinado para ganar 1,916 yardas en nueve partidos, la mayor cantidad para un dúo de recibidores en la era del Super Bowl.

Ese poder ofensivo de los Dolphins es algo nunca antes visto en el club y es lo que despierta tantas expectativas en una temporada en la que la lucha por la clasificación a los playoffs se encuentra muy disputada en la Conferencia Americana.

Con Tua los Dolphins van muy bien, pero necesitan corregir estos errores ante los Browns

En la División Este, los Buffalo Bills (6-2), los Jets de Nueva York (6-3) y los Dolphins luchan de manera muy estrecha y los Patriots (5-4) han logrado recuperarse. No hay que olvidar, sin embargo, equipos en otras divisiones de la conferencia como los Bengals (5-4) y los Chargers de los Angeles (5-3), que asoman con gran peligro.

Los próximos tres partidos del conjunto de Miami, contra los Browns, los Texans de Houston y los 49ers de San Francisco, deben ser ganados porque el último tramo será contra rivales directos (salvo uno) como los Chargers, los Bills, los Packers de Green Bay, los Patriots y los Jets.

“Sí, nos espera un rival realmente duro”, dijo Waddle sobre los Browns. “Ellos tienen buen plantel y son capaces de hacer grandes jugadas. Nosotros debemos salir y hacer la nuestra”.