Juez ordena publicar afidávit para allanamiento a Trump

·2  min de lectura
ARCHIVO - El expresidente Donald Trump habla en un acto el 5 de agosto de 2022 en Waukesha, Wisconsin. (AP Foto/Morry Gash, File) (ASSOCIATED PRESS)

WASHINGTON (AP) — Un juez ordenó el jueves al Departamento de Justicia publicar una versión censurada del afidávit en el que se sustentó para la orden de allanamiento de la residencia del expresidente Donald Trump en Florida para buscar documentos confidenciales.

La orden del magistrado federal Bruce Reinhart se produjo horas después de que las fuerzas del orden federales presentaran bajo precinto las partes del afidávit que quieren mantener en secreto mientras avanza su investigación. El juez dijo que el departamento debe presentar su versión censurada (es decir, con tachaduras) antes del viernes al mediodía.

La orden significa que el público podría obtener pronto algunos detalles adicionales sobre lo que llevó a los agentes del FBI a registrar la finca Mar-a-Lago el 8 de agosto como parte de una investigación sobre la posibilidad de que hubiera documentos confidenciales en la propiedad ubicada en Palm Beach. Los documentos que ya se han hecho públicos como parte de la pesquisa muestran que el FBI recuperó de la propiedad 11 conjuntos de documentos confidenciales, incluyendo información marcada como ultrasecreta.

Los afidávits de órdenes de allanamiento suelen contener información vital sobre una investigación, ya que los agentes detallan los motivos por los que quieren catear una propiedad en particular y por qué creen que es posible que encuentren evidencia sobre un posible crimen en el lugar.

En este caso, sin embargo, las censuras que propuso el Departamento de Justicia posiblemente sean extensas, considerando lo delicado de la investigación y la naturaleza sin precedentes del allanamiento, reduciendo la posibilidad de que el público obtenga muchos detalles sobre lo que sustentó el allanamiento o sobre el rumbo de la pesquisa.

En su orden del jueves, Reinhart dijo que el departamento había presentado argumentos convincentes para dejar bajo precinto amplias franjas del documento que, si se dieran a conocer, revelarían información del jurado investigador; las identidades de los testigos y de las “partes no acusadas”; y detalles sobre la “estrategia, dirección, alcance, fuentes y métodos” de la investigación.

Pero también dijo que estaba satisfecho “de que el gobierno haya cumplido con demostrar que sus tachaduras propuestas están diseñadas para servir al interés legítimo del gobierno en la integridad de la investigación en curso y son la alternativa menos engorrosa a precintar toda la declaración jurada”.

El Departamento de Justicia había disputado los argumentos que presentaron medios de comunicación con el objetivo de que cualquier parte del afidávit fuera pública, y aseguró que publicar el documento podría revelar información privada sobre testigos y sobre tácticas de investigación.

Pero reconociendo el extraordinario interés publico en la pesquisa, Reinhart dijo que no estaba de acuerdo en precintar todo el documento y les pidió a las autoridades federales que le presentaran en privado qué partes querían censurar.

Aun así, admitió que las porciones censuradas podrían ser tan extensas que dejarían la versión pública del documento sin información significativa alguna.