Entraron en vigor las nuevas reglas para viajar a EE.UU.

·4  min de lectura
El gobierno de Joe Biden amplió la lista de vacunas aceptadas para entrar a su país
El gobierno de Joe Biden amplió la lista de vacunas aceptadas para entrar a su país

WASHINGTON.- Luego de casi veinte meses, Estados Unidos abrió sus fronteras a los viajeros de 33 países, la gran mayoría de Europa, que desde el inicio de la pandemia quedaron vedados de ingresar al país para evitar más contagios. Para millones de británicos, españoles, franceses, mexicanos, canadienses, indios o sudafricanos la decisión de la Casa Blanca de abrir las fronteras a los viajeros totalmente vacunados fue un paso más hacia la normalidad, el reencuentro con sus familiares o amigos, o la oportunidad de ir o volver a la universidad o a un trabajo. Pero para los argentinos vacunados con la Sputnik V, las nuevas reglas significaron exactamente lo contrario: las fronteras, desde hoy, se cerraron.

Millones de latinoamericanos, incluidos millones de argentinos, no podrán viajar más a Estados Unidos hasta tanto la vacuna rusa sea aprobada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Para alentar la reactivación de la economía el turismo y la reunificación de familias, Estados Unidos decidió levantar las restricciones que había impuesto Donald Trump por la pandemia y permitir el ingreso de las personas que ya están inmunizadas contra el nuevo virus con algunas de las vacunas aprobadas por la OMS: Pfizer-BioNTech, Moderna, Johnson & Johnson, AstraZeneca –o la variante Covishield– Sinopharm y Sinovac. La vacuna china Cansino también quedó afuera.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus
El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus


El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus

El cambio de reglas benefició a los ciudadanos de los países de la Zona Schengen de la Unión Europea, el Reino Unido, China, Brasil, la India, Irán, Irlanda y Sudáfrica, que no podían viajar directamente a Estados Unidos desde hace más de un año, y, para ingresar, debían permanecer al menos 14 días en otro país sin restricciones.

La decisión de la Casa Blanca, anunciada el mes pasado, llegó luego de meses de presión por parte de las aerolíneas y los países europeos al gobierno de Joe Biden, que dilató la apertura ante el temor que provocó el azote de la variante delta durante el verano boreal. Biden había prometido “seguir la ciencia” en sus decisiones vinculadas a la pandemia, y la Casa Blanca había perdido motivos para sostener las restricciones. La lista de vacunas aceptadas generó críticas, y la Organización Panamericana de la Salud llegó a decir incluso que creaba una “discriminación” entre los vacunados, aunque era una decisión soberana de cada país.

El gobierno de Biden precisó que, a los fines de los nuevos requisitos de viaje, una persona está “totalmente vacunada” a partir de las dos semanas después de haber completado el tratamiento con cualquier de esas vacunas, es decir, después de haber recibido una dosis de Johnson & Johnson o dos dosis de cualquiera del resto. La nueva política deja también afuera por ahora a las personas que combinaron la vacuna Sputnink V con Moderna, tal como ocurrió con muchos argentinos que recibieron las primeras dosis de la vacuna rusa por ser considerados población de riesgo.

Los vacunados con Sinopharm podrán entrar a Estados Unidos, al igual que quienes tengan cualquier inyección autorizada por la OMS
Los vacunados con Sinopharm podrán entrar a Estados Unidos, al igual que quienes tengan cualquier inyección autorizada por la OMS


Los vacunados con Sinopharm podrán entrar a Estados Unidos, al igual que quienes tengan cualquier inyección autorizada por la OMS

Las nuevas reglas tendrán excepciones. Los menores de 18 años quedaron exentos del requisito de vacunación, ya que en muchos países las vacunas disponibles todavía no han sido autorizadas para el uso adolescente o pediátrico, indicó la Casa Blanca, además de las disparidades en el acceso global a las vacunas. Los niños de entre 2 y 17 años sí deberán presentar un test negativo de Covid-19 previo a la partida. Los niños menores de 2 años no necesitarán realizar una prueba.

Si un menor viaja con un adulto completamente vacunado y no está vacunado deberá haber realizado un test de Covid-19 dentro de los tres días antes de la salida, igual al cronograma para adultos completamente vacunados. En cambio, si un menor de edad viaja solo, o viaja con un adulto que no está vacunado, debe realizar la prueba un día antes de la salida.

Además de los menores de edad, también quedarán exceptuados del requisito de vacunación algunos extranjeros adultos: quienes tengan contraindicaciones médicas para recibir una vacuna, quienes necesiten viajar por “razones de emergencia o razones humanitarias”, como puede ser el caso de una persona que viaje para recibir un tratamiento médico del que depende su vida, o quienes viajen con una visa que no sea de turismo desde “países con baja disponibilidad de vacunas” –el gobierno de Biden especificó que se trata de naciones donde menos del 10% de la población está vacunada–, además de otras categorías muy puntuales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.