Entra en vigor la ley Vanessa Guillén sobre delitos sexuales en Texas

·2  min de lectura

Houston (TX), 1 sep (EFE News).- La ley nombrada en honor de la joven militar Vanessa Guillén, asesinada en la base militar de Fort Hood (Texas), para que se investiguen y castiguen los delitos sexuales dentro del Departamento Militar del estado, entró en vigor este miércoles.

La norma exige que las víctimas puedan efectuar denuncias sobre sus casos de agresión sexual a través de un coordinador que estará fuera de la cadena de mando militar, un proceso que impedía elevar un caso para su investigación.

Establece asimismo la creación de un programa de prevención y compensación a las víctimas de estos crímenes y los mecanismos para acelerar la emisión de una orden de protección temporal para las víctimas de agresión sexual cuando se encuentren fuera de las bases militares o en transición a la vida civil.

César J. Blanco, senador estatal demócrata y propulsor del proyecto de ley, sostuvo que la finalidad de esta ley es darles justicia a las víctimas, pero también renovar con urgencia los procesos militares en materia de protección a sus mismos miembros.

"Esta legislación ayudará a ponerle fin a la cultura del acoso, a los asaltos y represalias en nuestras fuerzas militares estatales", comentó Blanco en un comunicado enviado a Efe.

Por su parte, Mayra Guillén, hermana de la soldado asesinada el 22 de abril de 2020, celebró los cambios que se han propuesto a nivel estatal a raíz la tragedia que enlutó a su familia, pero espera que los mismos cambios se repliquen a nivel federal y no solo en Texas.

"Creo que se logrará mayor responsabilidad y respeto en todos los sentidos. Texas es un estado grande donde existen algunas bases militares, pero tendría mayor efecto si es que se logra una ley uniforme en todo el país", remarcó Guillén en entrevista con Efe.

La ley aprobada por la Legislatura de Texas es distinta de la denominada Soy Vanessa Guillén que se impulsa en el Congreso federal en Washington, que trata de proteger a las víctimas de delitos sexuales que pertenecen a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

"A mediados de mes viajaremos a la capital del país para impulsar nuevamente el proyecto de ley a nivel federal y esperamos que esta vez sea definitivo por el bien de los cientos de víctimas que esperan una reforma", agregó Guillén.

Vanessa Guillén, de 20 años, era una soldado del Ejército en la base Fort Hood de Texas cuando desapareció. Sus restos, descuartizados y quemados fueron hallados el 30 de junio de ese año a unos 32 kilómetros de la base, donde murió la misma noche de su desaparición.

Sus restos fueron presuntamente enterrados por el principal sospechoso de su asesinato, su compañero en la base Aaron David Robinson, quien se suicidó cuando la Policía se disponía a detenerle para interrogarlo.

La soldado desapareció poco después de haber contado a su familia que había sido acosada sexualmente por uno de sus sargentos en Fort Hood.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.