Entra en vigor el estado de emergencia en Perú en medio de las protestas sociales

© REUTERS/Alessandro Cinque

El estado de emergencia decretado el sábado en Perú tomó efecto este domingo 15 de enero en las regiones de Lima, Cuzco, Puno, el Callao y en tres otras provincias. La medida autoriza al Ejército a intervenir para mantener el orden y suspende varios derechos constitucionales. El Gobierno de Dina Boluarte decidió implementarlo para controlar las protestas sociales que no paran desde diciembre y que se saldan con casi 50 muertos.

El sábado, el Ejecutivo de Perú publicó un decreto que amplía a la capital Lima y a varias regiones el estado de emergencia que entró en vigor el pasado 15 de diciembre en todo el territorio nacional.

El decreto tomó efecto este domingo 15 de enero por 30 días en las regiones de Lima, Cuzco, Puno, el Callao así como en la provincia de Andahuaylas (departamento de Apurímac), en las provincias de Tambopata y Tahuamanu (departamento de Madre de Dios) y en el distrito de Torata (departamento de Moquegua).

Además, las restricciones incluyen cinco carreteras nacionales, la Panamericana Sur, la Panamericana Norte, Central, el Corredor Vial Sur Apurímac-Cuzco-Arequipa y el Corredor Vial Interoceánico Sur.

"Durante los Estados de Emergencia ... quedan suspendidos los derechos constitucionales relativos a la inviolabilidad de domicilio, libertad de tránsito por el territorio nacional, libertad de reunión y libertad y seguridad personales", dice el decreto.

Según el documento, la presidenta de la República puede decretar el estado de emergencia en caso de "perturbación de la paz o del orden interno, de catástrofe o de graves circunstancias que afecten la vida de la nación".

Uso excesivo de la fuerza

Con EFE y AFP


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
Las protestas y la brutal represión avivan la crisis política y social en Perú
La incertidumbre política ensombrece la hasta ahora estable economía de Perú
Perú: la crisis e inestabilidad política que siguió tras la caída de Pedro Castillo