La mayor entidad sindical de Bolivia se declara en "emergencia" ante las protestas

La Paz, 4 ene (EFE).- La Central Obrera Boliviana (COB), la principal entidad sindical del país cuyos dirigentes son aliados del Gobierno de Luis Arce, se declaró este miércoles en "estado de emergencia" ante las protestas en la región oriental de Santa Cruz en contra de la detención de su gobernador, el opositor Luis Fernando Camacho.

En declaraciones a los medios, el máximo dirigente de la COB, el minero Juan Carlos Huarachi, aseguró que los líderes de esa entidad están "muy preocupados" por los sucesos posteriores al encarcelamiento de Camacho.

Huarachi aseguró que no aceptarán "actos vandálicos" ni "amedrentamiento" hacia sectores populares como los transportistas o comerciantes, quienes fueron "afectados fuertemente" con la reciente huelga de 36 días en Santa Cruz, considerada el motor económico de Bolivia, por la realización pronta del censo de población.

"Hoy en riesgo otra vez se pone a la economía y eso es muy preocupante para nosotros. Por eso es que nos estamos declarando en estado de emergencia" y no solamente desde la COB sino también otros sindicatos afines al oficialismo agrupados en el llamado "Pacto de Unidad", indicó.

El dirigente sostuvo que la COB "va a defender el estado de derecho y la democracia y pedirá "justicia" ante los sucesos de 2019 que para el Gobierno de Arce y sus seguidores fueron un "golpe de Estado" contra el entonces presidente Evo Morales.

"No puede haber impunidad para quienes han sido los autores intelectuales del golpe de Estado de 2019", manifestó.

Huarachi fue cuestionado en su momento pues el 10 de noviembre de 2019, horas antes de que Evo Morales dimitiera en medio de protestas por las denuncias de un fraude a su favor en los fallidos comicios de ese año, el dirigente de la COB le pidió "renunciar, si es necesario" para pacificar al país.

La COB anunció una reunión nacional para esta semana para abordar temas coyunturales ante los "actos de vandalismo, de sedición y terrorismo" que, a juicio de Huarachi, se están viendo actualmente en el país.

En esa reunión se analizarán algunas acciones, como una posible "vigilia" en las puertas de Chonchocoro, el penal de máxima seguridad en el altiplano de La Paz donde está recluido Camacho, pero también para evitar que "grupos minoritarios" quieran "confundir a la población" y las protestas por la detención del opositor se repliquen en otras regiones, agregó.

La detención de Camacho hace una semana ha provocado protestas en Santa Cruz, que han derivado en enfrentamientos entre denuncias de excesos de la Policía y destrozos en algunas entidades estatales.

El opositor es procesado en el caso denominado "golpe de Estado I" relacionado con la crisis política de 2019.

(c) Agencia EFE