Enterraron desnudo al policía rebelde asesinado por el chavismo

LA NACION

CARACAS.- A una semana del asesinato del ex policía rebelde Óscar Pérez, quien en junio de 2017 se levantó contra el presidente de VenezuelaNicolás Maduro , robó un helicóptero y armas para atacar varias sedes gubernamentales aunque sin dejar víctimas, su cuerpo fue enterrado ayer en el Cementerio del Este sin la presencia de su madre.

De acuerdo a lo publicado por el diario El Nacional, el director ejecutivo del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero, informó que el ex inspector del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Crimalísticas (Cicpc) fue enterrado ante la presencia de su tía y una prima. Su madre no formó parte de la sepultura. La mujer ya había denunciado que las autoridades del chavismo no la dejaban despedirse de su hijo.

Piloto rebelde Óscar Pérez enterrado sin aval de familiares

Asimismo, según una nota de The New York Times, Pérez fue enterrado desnudo, sólo con una sábana blanca en la que estaba envuelto.

"Decidieron arbitrariamente realizar el entierro controlado sin permitir velarlo y mucho menos permitir trasladarlo con su familia", señaló en su cuenta de Twitter desde el extranjero Danahis Vivas, viuda del expolicía.

Sin embargo, tras el entierro, se abrió la entrada y se les permitió a todos los familiares llegar hasta la tumba que fue identificada con un pequeño ladrillo blanco que tenía escrito su nombre. "Podrán matar nuestro cuerpo, verdad, pero el mensaje, el ideal, la libertad, la justicia, sobre todo el anhelo de paz jamás podrán quitárnoslo", dijo un sacerdote que se acercó hasta la tumba para oficiar una misa.

Un sacerdote ofrece servicios religiosos en la tumba de Óscar Pérez

El entierro tuvo lugar luego de la publicación de los resultados de la autopsia, que determinaron que Pérez falleció a causa de un "traumatismo craneoencefálico severo (...) herida por arma de fuego disparado a la cabeza".

El exoficial murió el lunes junto con otros seis miembros de su grupo y acompañantes, en una operación de las fuerzas de seguridad que se realizó en la barriada pobre de El Junquito, al oeste de la capital de Venezuela , donde estaban escondidos.

Agencia AP