Ser enterrado 80 años después de la muerte: los restos de un soldado republicano por fin reciben sepultura

En 1938, en plena Guerra Civil, un joven soldado republicano llamado Josep Sans Cabot, que estaba casado y tenía una hija de tres meses, fue enviado al frente del Ebro para combatir. Apenas unos meses después desaparecía sin dejar rastro.

Más de 80 después, la familia, encabezada por su hija Rosa, ha podido darle sepultura. Corría el año 2009 cuando sus restos fueron hallados durante una excavación arqueológica. Tras realizarse las pertinentes muestras genéticas, se pudo confirmar por fin su identidad.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.