Ente de DDHH salvadoreño procesa unas 700 denuncias de violación de derechos

·2  min de lectura

San Salvador, 27 may (EFE).- La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) procesa más de 700 denuncias de violaciones a derechos durante los primeros 30 días de un régimen de excepción decretado en El Salvador tras una ola de asesinatos atribuida a las pandillas y que se cobró la vida de 87 personas.

El ombudsman salvadoreño, José Apolonio Tobar, dijo este viernes a periodistas locales que la mayoría de denuncias recibidas tienen que ver con violación al derecho a la integridad personal, seguido de detenciones arbitrarias.

Aclaró que "las denuncias que hemos recibido están sujetas a comprobación" y señaló que la PDDH también realiza investigaciones sobre las denuncias de personas detenidas que supuestamente han fallecidos en cárceles.

El procurador apuntó que "al tener los resultados (del procesamiento de las denuncias) daremos a conocer un informe" y agregó que la institución "se encuentra realizando un segundo informe".

La Asamblea Legislativa, de amplia mayoría oficialista, aprobó la noche del miércoles una segunda extensión del régimen de excepción implementado desde el pasado 27 de marzo.

La segunda prórroga de este régimen, que suspende el derecho de reunión, asociación, defensa e inviolabilidad de la correspondencia y telecomunicaciones, se da a pesar de las cientos de denuncias de violaciones a derechos humanos y de las alertas de que el país se encamina a una crisis humanitaria por la saturación de las cárceles, donde han sido trasladados miles de detenidos.

La organización no gubernamental Cristosal también ha recibido más de 700 denuncias de violaciones a derechos humanos durante el régimen de excepción, principalmente por detenciones arbitrarias.

Las detenciones masivas han sido la principal apuesta del Ejecutivo del presidente Nayib Bukele durante el estado de excepción, pero hasta el momento se continúa sin saber si el Gobierno trabaja en un plan que plantee medidas para una solución de fondo a dicho fenómeno.

Según las autoridades policiales, bajo el régimen de excepción se han detenido a más de 34.500 supuestos pandilleros.

La mitad de la población salvadoreña aprueba una ampliación del régimen, pero considera que el Gobierno debe tomar "otro tipo de medidas diferentes" para enfrentar el fenómeno de la violencia, de acuerdo con un sondeo presentado el miércoles.

Las pandillas, un fenómeno considerado como herencia de la guerra civil en el país (1980-1992) y que se fortaleció con la deportación de pandilleros de Estados Unidos, tienen más de 70.000 miembros y han resistido a los planes de seguridad implementados en las últimas cuatro Administraciones.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.