Enrique Piñeyro ofreció su avión y financiar los costos para traer vacunas, pero no le respondieron

·3  min de lectura
Enrique Piñeyro, ayer a la tarde, en la Redacción de LA NACION
Rodrigo Néspolo

El piloto Enrique Piñeyro explicó vía Twitter que ya en dos oportunidades se contactó con el Gobierno para ofrecerle ayuda. Lo que propone es “traer vacunas e insumos para liberar fondos para la atención de pacientes” dado que, como hizo hace 5 días cuando llevaron 22 toneladas de equipo médico para la India, pretendía donar el costo de los vuelos sanitarios. De todos modos, aún no le respondieron. “La oferta sigue en pie, Felipe Solá”, remató en el tuit.

Los gremios por ahora ponen el hombro, ¿y los piqueteros?

Desde Fundación Solidaire, entidad presidida por este cineasta y piloto, le enviaron una carta al ministro de Relaciones Exteriores y Culto el primero de abril de este año. Con este documento, al que accedió LA NACION, dice que “pretenden ratificar el ofrecimiento que le hicieron el 29 de mayo de brindar al Estado nacional apoyo aéreo para la repatriación de compatriotas en el exterior, ampliándolo ahora para el traslado de vacunas”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Aún no obtuvieron respuesta, aunque sí recibieron un correo, emitido desde la Coordinación de Gestión Documental y Despacho de dicho ministerio, donde acusaron recibo del mail.

Según subrayaron, quieren poner a disposición “una aeronave Boeing 787 (matrícula P4787) que está en plenas condiciones operativas y con la tripulación disponible”, cuyo destino “es ser utilizada en vuelos humanitarios a través de la Fundación Solidaire”.

En la carta explicaron, además, que se trata de una donación y que la propuesta “está motivada simplemente en la voluntad de cooperar y brindar al Estado nacional un recurso que quizá puede serle útil en el marco de la emergencia sanitaria que lamentablemente nos toca atravesar”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El vuelo sanitario a India

Según pudo saber LA NACION, el vuelo a la India fue organizado por Open Arms, la Fundación Vicente Ferrer y Piñeyro. Con este operativo, se entregaron “decenas de concentradores de oxígeno, cilindros de oxígeno vacíos, pulsioxímetros de dedo, máscaras ECPAP, dispositivos CPAC, mascarillas y equipos de protección (EPI)” al hospital de Bathalapalli, ubicado en la ciudad de Anantapur.

De no creer. Vuelve Alberto y se acaba la sandunga

En un comunicado compartido desde el entorno de Piñeyro se puntualiza que este hospital tiene 245 camas (213 preparadas para pacientes que requieren de oxígeno). Y añaden: “En estos momentos, están al 100% de su capacidad y han tenido incluso que ser habilitadas algunas camas de la Unidad de Enfermedades Infecciosas, a causa del incremento de pacientes con Covid-19″. Cabe aclarar que el país asiático supera los 400.000 nuevos casos diarios.

Además, explican que, “tanto el material como la logística [del operativo], se han conseguido gracias a la rápida respuesta de la sociedad civil y de numerosas entidades y personas colaboradoras, que lo han hecho posible en apenas 5 días de movilización”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.