Enrico Letta: Italia y España no se pueden permitir ahora una crisis política

Agencia EFE
·4  min de lectura

Roma, 18 ene (EFE).- El exprimer ministro italiano Enrico Letta afronta en una entrevista con EFE la crisis de Gobierno abierta en su país y asegura que en este momento "Italia y España, más que ningún otro país europeo, no se pueden permitir una crisis política".

Ferviente europeísta, Letta, de 54 años, a la pregunta sobre qué le parece la decisión de Renzi de retirar a las ministras de su formación, Italia Viva, y abrir así una crisis de Gobierno, responde que "es una elección irresponsable hundir al país en una crisis política".

UNA CRISIS QUE PONE EN PELIGRO LAS DECISIONES DE LA UE

Sobre todo destaca que esta crisis italiana "pone en peligro las extraordinarias decisiones que tomó la UE en 2020", y que "han visto un protagonismo efectivo y positivo del renovado acuerdo entre España e Italia".

"Esas opciones han cambiado Europa para mejor, la han hecho más solidaria. Ahora, sin embargo, países como España e Italia, los más beneficiados por el Next Génération Eu (la mitad del total), no deben equivocarse", apunta.

Los países tienen que ser "rápidos y eficaces en el uso correcto de esos recursos" para después "sobre la base del éxito del uso del Fondo de Recuperación, pedir que este instrumento sea permanente y no cíclico", añade.

"Por eso, Italia y España no pueden permitirse, más que cualquier otro país europeo, crisis políticas irresponsables en este período", asevera.

En cuanto a fondos a Italia le corresponden 209.000 millones de euros y a España 140.000.

UNA DECISIÓN IRRESPONSABLE

En estos días, en Italia todos han recordado cómo con un golpe de mano el político florentino defenestró a su propio compañero del Partido Demócrata (PD) y entonces primer ministro Letta.

Culto, discreto, ferviente europeísta, uno de los ejemplos de la buena política e impulsor del Foro de diálogo entre Italia y España, Letta dejó el PD y ahora es director de la prestigiosa Escuela de Asuntos Internacionales de la universidad de Ciencias Políticas de París (Sciences Po).

Sólo el viernes rompió su silencio para hablar de la crisis, ya que temía que se le acusase de "rencores", para afirmar que "la locura de estos días la pagarán todos, sea cual sea el color político" y "que callar sería ser corresponsables de todo ello".

"Para mí, las razones y los métodos siguen siendo incomprensibles. Y creo que no soy el único que no entiende. Creo que se aplica a la gran mayoría de ciudadanos. Y cuanto más pasan los días, menos entendemos", explica desde París.

LOS GOBIERNOS NACEN Y MUEREN EN EL PARLAMENTO

Asegura que estas críticas no las mueve por los hechos que acabaron con su Gobierno en 2014 "porque la situación es totalmente diferente" y que tras ello dejó la política, y su vida ahora "se centra en otros compromisos".

"Mis críticas son como ciudadano preocupado hoy por la suerte del país y de su futuro", señala.

Sobre la elección de Giuseppe Conte de llevar la crisis de Gobierno al Parlamento y someterse a una cuestión de confianza, Letta destaca que "los gobiernos nacen y mueren en el Parlamento, se quiera o no".

"Así que en la Cámara de Diputados el lunes y en el Senado el martes decidirán el destino del Gobierno. Esos dos votos serán decisivos", agrega Letta, que espera "que el Parlamento cierre rápidamente este paréntesis de crisis política porque Italia no puede permitirse un largo tiempo de incertidumbre".

ABRIR LA CRISIS DURANTE LA PRESIDENCIA DEL G20 ES AÚN MAS IRRESPONSABLE

La preocupación de Letta es que en este momento "son muchas las decisiones que deben tomarse tanto a nivel inmediato, para la vida cotidiana de los ciudadanos, como a largo plazo" y entre ellas cita además del buen uso de los recursos contenidos en el Fondo de Recuperación Next Génération EU, "pero también la presidencia del G20".

"Sobre este asunto del G20, hace que sea aún más irresponsable haber querido abrir la crisis. El G20, presidido por Italia este año por primera vez será extremadamente importante. Será la primera y única ocasión en 2021 en la que se encontrarán estadounidenses, chinos y europeos, una gran oportunidad para encontrar acuerdos y relanzar el multilateralismo que cuatro años de Trump han puesto en crisis", subraya.

Reitera la irresponsabilidad de una crisis cuando Italia tenía que convertir el G20 en un "punto de inflexión"

"¿Y en cambio?. Tan pronto como comienza el año de la presidencia, una incomprensible crisis política interna socava la credibilidad internacional de Italia. No, realmente no podemos pagarlo. La crisis debe terminar de inmediato y comenzar de nuevo con mayor compromiso", zanja Letta.

Cristina Cabrejas

(c) Agencia EFE