Enormes explosiones sacuden una base militar rusa en la Crimea anexada

·2  min de lectura

El martes se registraron enormes explosiones en una base aérea rusa en la península anexa de Crimea.

Una persona murió y otras cinco resultaron heridas durante una serie de explosiones en la base aérea de Saky, cerca de Novofedorivka, en la costa occidental de Crimea, según funcionarios locales. Moscú dijo que las explosiones fueron causadas por detonaciones en los almacenes de municiones.

Si las explosiones fueron causadas por las fuerzas ucranianas, sería la primera vez que la región es atacada durante la guerra.

Testigos locales dijeron a Reuters que escucharon al menos 12 explosiones en la tarde. La explosión final fue la que describieron como la más fuerte.

Hasta ahora, Crimea se ha librado de los intensos bombardeos y combates de artillería que han tenido lugar en otras áreas del este y sur de Ucrania desde el 24 de febrero, cuando el presidente Vladimir Putin ordenó a las fuerzas armadas rusas entrar en Ucrania, incluidas algunas con base en la península.

El Ministerio de Defensa de Rusia dijo que la “detonación de varios almacenes de municiones de aviación” había causado una explosión, informaron las agencias de noticias rusas, pero que no hubo heridos.

Sin embargo, el jefe del departamento de salud de Crimea dijo que cinco personas resultaron heridas, incluido un niño, según la agencia estatal de noticias TASS.

No hubo comentarios disponibles de inmediato de parte de Ucrania.

El gobernador ruso de Crimea, Sergei Aksyonov, publicó un vídeo en su canal de Telegram desde cerca de la base.

“Los equipos de ambulancia están trabajando en el lugar... es demasiado pronto para hablar de víctimas”, dijo. “Entre la población civil, nadie ha sido ingresado en el hospital para recibir tratamiento médico”.

Dijo que se había establecido una zona de exclusión de cinco kilómetros (tres millas) alrededor del sitio y que las autoridades locales estaban monitoreando los incendios.

El Ministerio de Defensa dijo que no hubo ningún tipo de ataque y que ningún equipo de aviación resultó dañado. Moscú dijo que se estaban tomando más medidas para establecer las causas.

La base está cerca de los balnearios de Novofedorivka y Saky, pero la asociación de turismo rusa ATOS dijo que no parecían haber sido afectados por las explosiones. Sin embargo, los lugareños reportaron congestión en las carreteras que salen de la costa.

En las redes sociales, se publicaron varios vídeos tomados desde las playas, que mostraban enormes columnas de humo que se elevaban hacia el cielo en la distancia. Los vídeos no pudieron ser verificados de inmediato.

Novofedorivka y Saky están a unos 50 kilómetros (30 millas) al norte del puerto de Sebastopol, sede de la flota rusa en el mar Negro, que Moscú alquiló a Kyiv durante décadas antes de apoderarse y anexar toda la península de Ucrania en 2014, en un movimiento no reconocido por la mayoría de los otros países.