Enorme iceberg cambia de curso y se rompe cerca de colonia de pingüinos del Atlántico Sur

Cassandra Garrison
·2  min de lectura
Foto satelital de archivo del iceberg A-68A aproximándose a las islas Georgias del Sur

Por Cassandra Garrison

18 dic (Reuters) - Fuertes corrientes movieron un enorme iceberg antártico, que está en curso de colisión hacia la isla de Georgias del Sur, causando que cambie de dirección y pierda un importante trozo de masa, dijo el viernes un científico que sigue su recorrido.

A medida que el iceberg, denominado A68a, se acercaba al borde de la plataforma occidental de la isla del Atlántico Sur esta semana, se encontró con fuertes corrientes, lo que provocó que girara casi 180 grados, según Geraint Tarling, oceanógrafo biológico del British Antarctic Survey.

"Casi se puede imaginar como un giro con freno de mano para el iceberg porque las corrientes eran muy fuertes", dijo Tarling.

Fue entonces cuando el iceberg pareció cortarse en el borde de la plataforma, y causó que una gran pieza se rompiera. La nueva pieza es un iceberg por derecho propio y ya tiene un nombre: A68d.

Los científicos han estado observando durante semanas el enorme iceberg, que la última vez tenía una superficie de 4.200 kilómetros cuadrados, mientras avanzaba por una corriente rápida hacia la isla.

Los investigadores temían que, a medida que el témpano de hielo se acercaba a la isla rica en vida silvestre, podría hundirse, afectando ecosistemas submarinos. También les preocupaba que pudiera bloquear a los pingüinos que se dirigían al mar en busca de alimento.

Hasta el viernes, el iceberg original A68a estaba a unos 50 kilómetros de la costa oeste de la isla. Sin embargo, parecía dirigirse al sudeste hacia otra corriente que probablemente lo alejaría antes de arrastrarlo de nuevo hacia la zona de la plataforma oriental de la isla.

Eso significa que el iceberg aún podría causar un desastre ambiental para la vida silvestre local, pero a lo largo de la costa oriental de la isla en lugar del suroeste.

A68a se desprendió de la península Antártica en 2017.

(Reporte de Cassandra Garrison; Editado en español por Javier López de Lérida)