El enojo de Mauricio Macri con sus aliados de Juntos por el Cambio por la “torpeza” del veto contra Javier Milei

·6  min de lectura
El expresidente Mauricio Macri participó del foro Llao Llao
El expresidente Mauricio Macri participó del foro Llao Llao

La novela por el veto de Juntos por el Cambio contra Javier Milei, referente de La Libertad Avanza, suma un nuevo capítulo. En sintonía con la postura que fijó la titular de Pro, Patricia Bullrich, el expresidente Mauricio Macri tomó distancia del comunicado que emitió anteayer la cúpula del conglomerado opositor, que él también integra y que le cerró la puerta a una eventual alianza electoral con el economista libertario con miras a 2023.

Desde Bariloche, a donde viajó para participar del exclusivo Foro Llao Llao, que reunió a los empresarios más importantes del país, el fundador de Pro transmitió su malestar y su disconformidad con la decisión de incluir a Milei en el pronunciamiento de la mesa de conducción de Juntos por el Cambio. Macri, quien asistió a la reunión cumbre de la fuerza que se celebró anteayer en la sede del Instituto Hannah Arendt, el think tank de la Coalición Cívica, considera que nombrar al líder de La Libertad Avanza en el texto final fue una torpeza. Dice que él ya lo había advertido y no lo escucharon. Para sus socios en la UCR y la CC , la bronca que ahora dejó trascender el expresidente es desconcertante, porque Macri participó del mitin y suscribió las conclusiones del debate, sin hacer observaciones. Y hablan de un giro en la posición de los “halcones” por especulación electoral: “¿Quieren seguir tensionando? ¿Por qué firmaron el comunicado si no estaban de acuerdo?”, exclamaron.

Insólita disputa oficialista en tribunales: Massa le pidió a la Justicia que rechace un pedido del jefe de su bloque

Por un lado, según pudo reconstruir LA NACION de fuentes cercanas al exmandatario, Macri considera que la UCR, la CC y las “palomas” de Pro cometieron un error de timing al anticipar la discusión sobre las alianzas electorales para los próximos comicios, cuando falta más de un año para las primarias presidenciales y mientras crece el hartazgo de la ciudadanía con la dirigencia política por la crisis económica y la escalada inflacionaria.

A su vez, como planteó en el debate intramuros que se desató el miércoles en el seno del espacio, el fundador considera que la polémica en torno si JxC debería explorar un acuerdo con Milei es un debate “abstracto”, ya que el libertario no pretende incorporarse a la coalición opositora. “Mauricio es práctico: ¿por qué le vamos a cerrar la puerta a alguien que no quiere estar con nosotros?”, dicen en el entorno de Macri.

Quienes dialogaron con el expresidente durante las últimas horas lo notaron entusiasmado por el recibimiento de los empresarios en el Llao Llao (cuentan que vivió ese encuentro -sobre todo, los aplausos que recibió- como una suerte de reivindicación), pero fastidioso con el revuelvo que generó el veto de JxC a Milei y el resultado de la cumbre opositora. Al igual que Bullrich, el fundador de Pro entiende que JxC logró levantar la figura del referente libertario y fortalecer su plan para posicionarse en la contienda presidencial.

Como sostuvo en el cónclave del martes ante Horacio Rodríguez Larreta, Gerardo Morales y las espadas de la CC, entre otros, Macri está convencido de que sus socios no deben concentrarse en debatir si hay que incluir a Milei o no en la alianza, sino en hablar sobre cómo el país puede garantizar un mayor grado de libertad, generar más inversión privada o una reducción de los impuestos. En su cruzada contra el “populismo”, quiere terminar con la idea del Estado protector. Una advertencia y un mensaje libertario -y un dardo- a Morales, jefe del radicalismo. ¿Extraña a Alfredo Cornejo como líder de la UCR? El fundador de Pro no oculta su buena sintonía con el mendocino. Y, tras su cruce con el gobernador de Jujuy por su diálogo con Sergio Massa sobre las vacantes en el Consejo de la Magistratura, no solo sospecha que un sector del radicalismo podría romper a JxC, sino que cree que Morales le hizo daño a la coalición. Ese enfrentamiento podría escalar. “Nadie me va a decir con quién puedo hablar y con quién no” , bramó hoy el jujeño en diálogo con Radio Con Vos.

La decisión de la mesa nacional de Juntos por el Cambio, una idea impulsada por la UCR y la CC que contó con el aval de Larreta, de cerrarle la puerta a una eventual alianza electoral con Milei provocó un cortocircuito en el seno de la coalición y despertó un fuerte malestar en las filas de los “halcones” de Pro. Ayer, Bullrich les transmitió a los dirigentes nacionales de su partido que “la decisión de nombrar a Milei” en el comunicado fue “un error total”.

Macri y Bullrich, al salir de la reunión de JxC
Macri y Bullrich, al salir de la reunión de JxC


Macri y Bullrich, al salir de la reunión de JxC

Macri llegó tarde al encuentro, ya que había ido a almorzar con la embajadora de Francia en la Argentina, Claudia Scherer-Effosse. Pero presenció en el salón la discusión de los altos mandos de JxC sobre el veto contra Milei. Morales y Lousteau fueron los más duros: reclamaron cerrarle el camino a un eventual acuerdo con el libertario y alertaron sobre la tensión que provocaba el “coqueteo”. Larreta, quien había activado el debate, respaldó la postura de los radicales.

El expresidente reiteró que no tenía sentido plantear un dilema en torno a la incorporación de Milei, que no quería incorporarse a la coalición opositora, y destacó que si bien el economista rechazaba al sector moderado del espacio, exhibía coincidencias con el ala dura. Es decir, con Bullrich y él. Y dijo que las ideas del libertario eran las de JxC. En ese momento, Lousteau lo cruzó y detalló sus diferencias con Milei.

Finalmente, Macri pidió elaborar una estrategia unificada del espacio para no desperfilarse y evitar que Milei le muerda votos a JxC. Según testigos, el fundador de Pro introdujo la palabra “anarquía” en la tertulia. “Somos el cambio sin anarquía”, sostuvo. Los radicales coincidieron con el planteo. Es más, le pidieron que repitiera la fórmula para unificar una postura en los medios. Hasta bromearon que era el nuevo “redactor de comunicados” de la fuerza.

Foro Llao Llao: la intimidad del almuerzo de Macri con los empresarios y qué dijo sobre su eventual candidatura en 2023

Luego de su advertencia a Morales por su vínculo con Massa, el fundador de Pro sugirió que no era conveniente nombrar a Milei en el comunicado. “No fue muy enfático”, señala uno de los dirigentes que estuvo presente. El senador Humberto Schiavoni (Misiones) y el diputado nacional Federico Angelini (Santa Fe) también recomendaron no ponerlo.

Pero, según fuentes del macrismo, existió una fuerte presión de los radicales y la CC para incluirlo. Larreta, quien respaldó a Morales tras su larga exposición por la “operación” vinculada al Consejo, acompañó.

Patricia Bullrich y Javier Milei
Patricia Bullrich y Javier Milei


Patricia Bullrich y Javier Milei

Bullrich llegó cuando la discusión ya estaba cerrada. Y no pudo reabrir el debate sobre Milei. Se sentó a pulir el comunicado, pero sus laderos niegan que haya avalado el veto contra el libertario. Es más, dicen que pidió cambiar el título del pronunciamiento, entre otras modificaciones.

En ese instante, le recordaron a Bullrich que Macri había estado de acuerdo y sintetizado la idea sobre lo de Milei. “¿Vas a estar en contra? Mirá que eso lo dijo Mauricio”, bromearon. Los radicales insisten en que la reacción de los “halcones” es un intento de desmarque por especulación electoral. “El miércoles no dijeron nada”, repiten.

Según cuentan en Pro, alertada por los “halcones” -Waldo Wolff llamó a Milei para disculparse-, antes de dejar el Hannah Arendt Bullrich le susurró a Macri: “Esto es una cagada”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.