Enmascarados defienden la revolución en Egipto

EL CAIRO, Egipto (AP) — Un impredecible nuevo elemento ha llegado a la ola de agitación política de Egipto: un misterioso grupo de jóvenes enmascarados autoproclamado el Bloque Negro que se presentan como los defensores de los que protestan contra el presidente islamista Mohamed Morsi.

Aseguran estar dispuestos a utilizar la fuerza para pelear contra los islamistas que han atacado a manifestantes en el pasado o contra la policía que reprime las manifestaciones. Los jóvenes con rostros ocultos tras máscaras negras han aparecido entre los manifestantes que se enfrentan a pedradas con la policía los últimos cinco días, en una ola de violencia política que ha sacudido al país.

En las protestas del lunes en El Cairo, jóvenes enmascarados celebraban alrededor de un vehículo policial incendiado en medio de la plaza Tahrir.

Su surgimiento ha causado preocupación entre algunos integrantes de la oposición, quienes temen que el grupo pueda causar una respuesta islamista o que pueda ser infiltrado para corromper su causa. Los islamistas que apoyan al presidente Morsi dicen que el bloque es una milicia y lo usan para retratar a la oposición como una fuerza violenta que arruina a la nación.

Además, algunos islamistas han amenazado con formar grupos de vigilantes como respuesta, creando el potencial para una espiral de violencia entre "milicias" rivales.

La aparición del bloque ocurre en medio de una creciente frustración de la oposición con Morsi —el primer mandatario libremente elegido en el país_, la Hermandad Musulmana y otros islamistas que según los críticos han monopolizado el poder.

El enojo ha alimentado la violencia que estalló en el segundo aniversario del comienzo de la sublevación que derrocó a Hosni Mubarak. Luego se aceleró con motines en la ciudad de Puerto Said, en el Canal de Suez, donde jóvenes furiosos por las sentencias de muerte ordenadas por una corte local contra hinchas del fútbol por un sangriento motín en un estadio hace un año. Morsi ha batallado para tener el control y ya decretó estado de emergencia en tres provincias del área del Canal de Suez.

El Bloque Negro se presenta similar a los grupos anarquistas del mismo nombre en Europa y Estados Unidos que han participado en manifestaciones contra la globalización y otras movilizaciones en el pasado.

En Egipto, la clandestinidad del grupo y su autoproclamada estructura dispersa dificultan determinar su alcance real. Se comunica principalmente a través de redes sociales en internet. La identidad y rostros de sus integrantes se desconocen, por eso es imposible confirmar la autenticidad de aquellos que dicen hablar en su nombre.

Incluso es imposible saber si cada enmascarado en las calles pertenece al bloque o sólo es un manifestante que se cubrió el rostro, o si la diferencia siquiera importa. El lunes, en Tahir, los vendedores ofrecían máscaras negras y los jóvenes se arremolinaban para comprarles.

"Somos el Bloque Negro.... buscando la liberación de la gente, la caída de la corrupción y del tirano", proclama un video que anuncia la formación del grupo y que fue publicado en internet hace unos días. El video muestra a jóvenes vestidos de negro, marchando en fila por la ciudad de Alejandría.

"Nos hemos levantado para enfrentar al régimen fascista tirano de la Hermandad Musulmana y su ala militar", agrega el video, y advierte a la policía no interferir "o de lo contrario responderemos sin dudar".

Funcionarios de la Hermandad, políticos islamistas y prensa oficialista han acusado al grupo de actos de violencia que van desde tratar de incendiar el palacio presidencial hasta atacar oficinas de la Hermandad, saquear edificios, bloquear vías ferroviarias e incluso de intercambiar disparos con la policía.

Cargando...

 

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK