Los enjuagues bucales tienen potencial para combatir la propagación del Covid-19

Ivette Leyva
·4  min de lectura
Los enjuagues bucales comunes tendrían potencial para reducir la carga viral de Covid-19 en la boca. Foto: Getty Images.
Los enjuagues bucales comunes tendrían potencial para reducir la carga viral de Covid-19 en la boca. Foto: Getty Images.

Parece increíble, pero es cierto. Ciertos artículos que se hallan al alcance de la mano en cualquier anaquel de farmacia en el país pudieran servir para contrarrestar la “carga viral” que quienes están contagiados por el COVID-19 tienen en la boca.

De acuerdo con un estudio publicado hace muy poco en la revista Journal of Medical Virology, investigadores del Colegio de Medicina de Penn State aseguran que ciertos antisépticos orales, enjuagues bucales y hasta un champú para bebés “podrían tener la capacidad de inactivar el coronavirus humano” al hablar, estornudar o toser, aunque se necesitan más pruebas.

“Los investigadores encontraron que varios de los enjuagues nasales y orales tenían una gran capacidad para neutralizar el coronavirus humano, lo que sugiere que estos productos pueden tener el potencial de reducir la cantidad de virus que propagan las personas que son COVID-19-positivas”, se lee en un comunicado del Penn State citado por CNBC.

Aunque el estudio no evaluó específicamente el tipo de cepa del coronavirus SARS-CoV-2, estos hallazgos llevan a los investigadores a creer que los referidos enjuagues orales y otros productos previamente evaluados también podrían ayudar a reducir la propagación del SARS-CoV-2, según el informe.

Esta es la conclusión a la que ha llegado un equipo de investigadores dirigido por Craig Meyers, profesor de microbiología e inmunología de ese centro de estudios, luego de haber estudiado diferentes formas de reducir la transmisión y la propagación de los coronavirus humanos a través de gotitas respiratorias en forma de aerosol, que es uno de los métodos de transmisión del SARS-CoV-2.

El propio Meyers ha reconocido que estaba dentro de una farmacia cuando tuvo ante sus ojos un frasco de Listerine, en cuya etiqueta se leía “aniquila los gérmenes que causan el mal aliento”. Entonces pensó “¡Qué diablos!”, lo compró y se lanzó a la aventura de incluirlo en sus estudios.

“Y nos sorprendimos un poco de lo bien que funcionaba” en la inactivación de los coronavirus humanos, declaró el investigador para CNBC Make It.

Pese a los resultados prometedores con los enjuagues bucales, los expertos advierten que se necesitan más pruebas. Foto: Getty Image.
Pese a los resultados prometedores con los enjuagues bucales, los expertos advierten que se necesitan más pruebas. Foto: Getty Image.

Otro estudio publicado en julio pasado por el Journal of Infectious Diseases relacionó ciertos enjuagues orales con la inactivación del SARS-CoV-2.

De esta publicación se supo que investigadores en Alemania probaron ocho enjuagues bucales comerciales en una prueba de cultivo celular y encontraron que la carga viral del SARS-CoV-2 se reducía dramáticamente después de 30 segundos. No obstante, los autores llegaron a la conclusión de que todavía se necesitan más estudios y que los enjuagues bucales no son adecuados para tratar el Covid-19.

Según Craig Meyers, su equipo también sostiene que se necesitan muchos más ensayos clínicos para determinar si los productos que probaron (el champú para bebés de la marca J&J, el enjuague antiséptico Orajel, el antiséptico Listerine, entre otros) pueden reducir la cantidad del virus en la cavidad oral de los pacientes positivos de Covid-19.

También se necesitan más pruebas para determinar qué ingredientes específicos de las soluciones examinadas terminaron inactivando el virus.

Unos resultados prometedores contra el coronavirus

Sin embargo, los hallazgos hasta ahora son "prometedores", de acuerdo con el investigador.

“Incluso si el uso de estas soluciones pudiera reducir la transmisión en un 50%, ya tendría un gran impacto”, expresó Meyers este lunes en un comunicado.

Para llevar a cabo el estudio, estos científicos utilizaron una cepa de coronavirus humano llamada 229e, que es estructuralmente similar a la del SARS-CoV-2. Pusieron el virus en una solución con cada uno de los productos durante 30 segundos, luego un minuto y finalmente durante dos minutos.

Por último, para detectar cuánto había sido inactivado el virus, diluyeron las soluciones y las pusieron en contacto con células humanas.

Según Meyers, usaron el coronavirus 229e, en lugar del SARS-CoV-2, ya que para trabajar con este último se necesitan instalaciones especiales, y la mayoría de ellas han sido reservadas durante la pandemia. Además, virus como el 229e “tienen una fuerte base para ser un sustituto justo” del SARS-CoV-2.

El consejo del experto respecto a los enjuagues bucales

Unos días después de echar a andar el experimento, los investigadores contaron cuántas células humanas seguían con vida después de la exposición a los productos. Entre los hallazgos, supieron que la solución de champú para bebés al 1% inactivó el virus en un 99,9% después de dos minutos, mientras que varios enjuagues bucales fueron capaces de inactivar el virus en un 99,9% después de sólo 30 segundos de tiempo de contacto.

Sin embargo, Meyers no sugiere que la gente use estos productos para combatir el Covid-19, si bien admite que él mismo usa enjuague bucal dos veces al día.

“Yo diría que se coloquen su máscara, que cumplan con el distanciamiento social”, sostuvo.

“Haz lo que se supone que debes hacer, aunque esto podría ser una ayuda extra”, concluyó.

También te puede interesar:

VIDEO | El punto débil del coronavirus que encontró una física mexicana y cómo puede servir para bloquearlo