Enjambre de casi 400 temblores estremece a El Salvador

El sismo más fuerte alcanzó 5,1 grados de magnitud en la escala de Richter, se produjo a las 08H14 locales (14h14 GMT) y tuvo epicentro frente a la Península San Juan del Gozo, en el departamento de Usulután, unos 167 km al sureste de San Salvador (AFP/Archivos | Nicolas Asfouri)

Cerca de 400 temblores, muchos de ellos sensibles, crearon un enjambre sísmico que desde el pasado domingo estremece al país y que provocó un muerto y dos lesionados en la capital, informó este martes el Ministerio de Medio Ambiente (MARN).

"Hemos visto toda la secuencia del enjambre sísmico, ya se van a alcanzar los 400 sismos dentro del área metropolitana de San Salvador", declaro en conferencia de prensa la ministra de Medio Ambiente, Lina Pohl.

El último informe del Observatorio Ambiental del MARN, consigna que hasta las 10H50 locales (16H50 GMT) del martes se contabilizaron 394 sismos, de estos 44 fueron sensibles por la población. Todos tienen su epicentro en Antiguo Cuscatlán, unos 10 km al oeste de la capital salvadoreña.

El enjambre sísmico, que se inició la noche del domingo con un temblor de 3,9 grados, registró la tarde del lunes un movimiento de 5,1 grados de magnitud en la escala de Richter que mantiene al país en alerta para tener a los organismos de socorro en estado de "apresto", declaró el director de Protección Civil, Jorge Meléndez.

El funcionario reportó "leves" daños en el edificio del Ministerio Salud, en la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados, y en algunos edificios privados.

Este martes se mantenía cerrada la carretera Panamericana en el tramo conocido como Los Chorros, 20 km al oeste de San Salvador, donde las autoridades realizan una inspección en las laderas de la vía debido a que el desprendimiento de una roca provocó el lunes la muerte de una persona y lesiones a otras dos.

El vicepresidente Óscar Ortiz adelantó en rueda de prensa que el miércoles se abrirá uno de los carriles de la vía.

También en San Salvador resultó afectado un hogar que alberga a 114 niños, donde estallaron tuberías del servicio de agua potable tras el sismo.