Enigma: ¿Se puede desarrollar el síndrome de Covid largo luego de un contagio posvacunación?

·5  min de lectura
Los expertos advierten que vacunarse reduce el riesgo de contagiarse y desarrollar Covid largo
Los expertos advierten que vacunarse reduce el riesgo de contagiarse y desarrollar Covid largo

NUEVA YORK.- Aunque es inevitable que unas pocas personas vacunadas con ambas dosis se contagien el nuevo coronavirus, ya se sabe que esos casos seguramente no requerirán internación ni tendrán un mal desenlace. Pero hay una pregunta crucial sobre esas infecciones que sigue sin respuesta: ¿los inoculados pueden desarrollar Covid largo?

La circulación comunitaria de la variante delta será inevitable: ¿cuándo podría dispararse la tercera ola?

Este refiere a un conjunto de síntomas —como fatiga severa, niebla mental, migraña, dolor muscular y alteraciones del sueño— que pueden persistir semanas y meses después de terminada la infección activa del virus. Poco se sabe todavía de ese síndrome, pero los incipientes estudios sugieren que entre el 10% y el 30% de los adultos contagiados pueden desarrollarlo, incluso los que tuvieron síntomas leves y los asintomáticos.

Pero la inmensa mayoría de los datos reunidos sobre este síndrome proviene de personas que no estaban vacunadas cuando se contagiaron. O sea que el riesgo de Covid largo en inmunizados todavía no ha sido estudiado.

Interrogantes

Si bien las investigaciones preliminares dan a entender que una infección luego de la vacunación efectivamente puede producir síntomas que persistan durante semanas o meses, las preguntas no terminan ahí. ¿Qué porcentaje de infectados que recibieron las dosis desarrollan Covid largo? ¿Cuántos de ellos se recuperan? ¿Los síntomas de este síndrome en esta población son igual de fuertes que en los no vacunados?

“Creo que no hay datos suficientes”, dice el doctor Zijian Chen, director médico del Centro de Atención Pos-Covid del Sistema de Salud Mount Sinai, en Nueva York. “Es demasiado pronto para saber. La cantidad de gente que se infecta después de vacunada es muy baja por ahora, y además no hay un mecanismo de monitoreo de esos pacientes.”

Perros heridos y jardines destrozados: quiénes son los visitantes que tienen en vilo a vecinos de Nordelta

Un estudio realizado recientemente entre el personal de salud de Israel y publicado en la revista New England Journal of Medicine brinda un panorama del riesgo de Covid largo después de una infección posvacunación. De los 1497 trabajadores de la salud relevados, 39 (un 2,6%) desarrolló Covid-19. (se cree que se contagiaron por contacto con una persona no vacunada, y el estudio se llevó a cabo antes de que la variante delta fuera predominante.)

Si bien la mayoría de los casos posvacunación fueron leves o asintomáticos, siete de 36 trabajadores monitoreados (un 19%) seguían con síntomas (que incluían alguna combinación de pérdida persistente del olfato, tos, fatiga, debilidad, falta de aliento o dolor muscular) después de seis semanas.

Pero los autores del estudio advierten que su investigación no permite sacar demasiadas conclusiones. Para empezar, el tamaño de la muestra —solo siete pacientes— es muy pequeño. Además, el estudio fue diseñado para analizar los niveles de anticuerpos en los infectados, dice el doctor Gili Regev-Yochay, director de la unidad de epidemiología del Centro Médico Sheba, y no para indagar en el riesgo o prevalencia de este síndrome entre los infectados posvacunación. “La investigación no tiene ese alcance”, señala. “Todavía no tenemos respuesta para eso.”

Aun así, el hecho de que un 20% —uno de cada cinco— de los trabajadores de la salud que se contagió luego de la vacunación siguiera con síntomas después de seis semanas parece ser el primer indicio científico refrendado por pares de que una infección posvacunación puede producir Covid largo.

“La gente me pregunta por qué me cuido tanto si ya estoy recontra vacunado”, dice el doctor Robert M. Wachter, profesor y director del departamento de Medicina de la Universidad de California en San Francisco. “Vacunado o no, yo sigo del lado de los que no quieren contagiarse. No quiero pescarme una infección posvacunacion.”

Wachter explica que a pesar de las muchas limitaciones del estudio israelí, los datos que aporta son una evidencia más que viene a confirmar que los vacunados deben seguir tomando precauciones razonables para evitar el contagio.

“Voy a dar por cierto que una de cada cinco personas vacunadas seguía sintiéndose muy mal seis semanas después de un contagio posvacunación”, dice Wachter. “Con eso me alcanza para querer usar doble barbijo para entrar al supermercado, que tampoco cuesta tanto.”

Monitoreo

Como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) solo rastrean los casos posvacunación que conducen a la hospitalización o la muerte, es muy difícil hacer el seguimiento de todos los demás inoculados que se contagian.

“En este punto de la pandemia, es muy frustrante no tener datos para saber los que está pasando con los casos de Covid posvacunación”, dice Akiko Iwasaki, inmunóloga de la Facultad de Medicina de Yale. “¿Cuántas infecciones leves posvacunación terminan en Covid largo? Ese número no lo tenemos.”

Diana Berrent, fundadora de Survivor Corps, un grupo de Facebook para personas afectadas por Covid-19 que tiene alrededor de 171.000 miembros, realizó una encuesta informal entre sus seguidores y encontró a 24 personas que dijeron tener síntomas persistentes después de una infección posvacunación. No es una muestra científica y los casos no han sido confirmados por los médicos, pero la encuesta deja al descubierto la necesidad de contar con más datos sobre estos casos, dice Berrent.

“No son datos que se puedan extrapolar a la población general, pero son una señal muy fuerte de que los CDC deben exigir informes de todos los casos de infección posvacunación”, reclama Berrent. “Si no empezamos a contarlos, nunca vamos a saber cuántos son.”

Pero algunos expertos predicen que el auge de nuevos casos causado por la propagación de la variante delta, lamentablemente, provocará un consiguiente aumento de las infecciones en personas vacunadas en los próximos meses. El doctor Chen, del Sistema de Salud Mount Sinai, dice que faltan varios meses hasta que los pacientes con Covid largo producto de una infección posvacunación se empiecen a inscribir como participantes de estudios clínicos para estudiar el fenómeno. “Tenemos que esperar hasta que esos pacientes empiecen a llegar a los consultorios”, indica.

A pesar de la falta de datos, hay algo que sigue estando claro: vacunarse reduce el riesgo de contagiarse y desarrollar Covid largo, dice Athena Akrami, neurocientífica del University College de Londres, que recopiló y publicó datos de casi 4000 pacientes con este síndrome después de haber desarrollado ella misma esos síntomas, tras contraer Covid-19 en marzo de 2020.

“Es matemática pura”, dice Akrami. “Si bajan los contagios, automáticamente también bajan las probabilidades de casos de Covid largo.”

(Traducción de Jaime Arrambide)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.